especiales Apromar

APROMAR convoca para 2021 su fase 2 del Plan Estratégico de Comunicación con 1 millón de euros

La convocatoria está destinada a agencias de comunicación y la propuesta debe ser enviada antes de las 14:00 (CET) del 25 de enero de 2021

Chiclana de la Frontera 30/12/2020 – Para la Asociación de Empresas de Acuicultura de España (APROMAR), la actividad sigue siendo la gran desconocida del sector agroalimentario, una situación que se plantea como un “riesgo indeseable”.

Por eso, este mismo año pusieron en marcha un Plan Estratégico de Comunicación de Acuicultura con cinco años de duración. En 2020 pusieron en marcha la fase 1 de “credibilidad” ya finalizada.

La fase 2, de “conocimiento”, se abre ahora con la apertura de un concurso de propuestas destinado a agencias que estén interesadas en participar con acciones para aumentar el correcto conocimiento de la sociedad sobre la acuicultura en general y, específicamente, acciones que propongan generar contenidos correctos, informativos y educativos; aumentar todo lo posible el volumen de información disponible y confiable; seguir trabajando los conceptos de “acuicultura del futuro”, “nueva acuicultura española” y “acuicultura sostenible”; ser los generadores de la información; y apoyar y potenciar la labor de los prescriptores e influenciadores.

Esta propuesta cuenta con un presupuesto mínimo de 722.500 euros y 1 millón de euros.

La propuesta debe ser enviada antes de las 14:00 (CET) del 25 de enero de 2021.

 

La acuicultura, una actividad desconocida por la sociedad

Actualmente no existe una imagen negativa de la acuicultura, sino, más bien, “una percepción neutral o inexistente, siendo el nivel de desconocimiento muy relevante”. Tanto es así, como señalan desde APROMAR, que el 98 por ciento de los españoles reconoce no conocer el término acuicultura de manera espontánea, y 1 de cada 3 desconoce por completo la actividad, es decir, no sabe que los pescados, mariscos y algas se pueden criar y asumen que todos provienen de la pesca extractiva, o de su recolección en el caso de mariscos y algas.

Además, entre quienes conocen que existe la actividad, dado al bajo nivel de conocimiento que tienen de esta, no conocen sus puntos fuertes como método de obtención. Tampoco conocen los puntos fuertes que este método otorga a sus productos. Los acuicultores recuerdan que muchos consumidores tienden a relacionar la actividad con el término piscifactoría, que tiene connotaciones negativas en el imaginario social.