EMPRESAS

António Isidoro, Aquasoja: "Seguimos fieles a nuestra filosofía de acompañar al cliente técnica y comercialmente a pesar de las dificultades"

El sistema de economía circular implantado desde hace años es una de las señas de identidad de esta compañía portuguesa que mantiene un mercado global para sus piensos acuícolas

António Isidoro (2º por la derecha) junto al equipo comercial en la AE21MAD

El congreso europeo de acuicultura celebrado hace unas semanas en Madeira ha permitido el reencuentro presencial de muchos profesionales del sector y la academia. Por unos días, si no hubiera sido por la necesidad de llevar mascarilla, pudimos olvidarnos de los meses en los que ha sido imposible el contacto físico, más allá de las pantallas de los ordenadores.

En el marco de este encuentro, misPeces entrevisto a António Isidoro, CEO y presidente de la Junta Ejecutiva de Soja de Portugal, empresa matriz de Aquasoja, la marca de alimentos de acuicultura. Con António Isidoro pudimos hablar de la nueva situación generada con la pandemia y otro tema que está de actualidad estos días, ¿qué va a pasar con el suministro de materias primas y productos?

Como destaca Isidoro, Aquasoja tiene más de 30 años de actividad comercial, y en Soja de Portugal llevamos más de 75 años. En estas tres décadas, Aquasoja ha logrado estar “totalmente integrada en un mundo global”.

La pandemia ha presentado grandes desafíos y dificultades, como a todas las grandes empresas de nuestros sectores, que “hemos sabido solventar de la mejor manera posible”.

Nuestro personal técnico y comercial, señala, ha asumido con gran capacidad los cambios y desafíos que las circunstancias lo requerían, tanto en la parte técnica como comercial y, aunque se han producido dificultades logísticas relacionadas con las consecuencias colaterales de la COVID, “hemos seguido llegando a destinos remotos para nosotros como es Rusia, el mar negro, o Armenia”. Y por supuesto, a otros más cercanos como España o Italia, este último, un mercado en el que estábamos en crecimiento, y que se vio fuertemente afectado por la pandemia. No puedo dejar de destacar que el 90% de los productos de Aquasoja se destinan a la exportación, gracias a nuestro sistema de acompañamiento personalizado al cliente.

A día de hoy podemos decir que estamos en un momento donde ya se empieza a ver que todo se está revirtiendo a las cifras antes de la pandemia. En Aquasoja seguimos siendo fieles a nuestra filosofía de “estar al lado de nuestros clientes”, con acciones proactivas, adaptando nuestros productos a las especificidades de cada uno de ellos y a las especies. Esta es una apuesta a la que no vamos a renunciar desde Aquasoja, de la mano de nuestro equipo de investigación y desarrollo. Por eso, seguimos trabajando en colaboración con los centros de investigación y Universidades más importantes del país.

Ahora se presentan nuevos desafíos relacionados no tanto con la producción de las materias primas, como de la logística de su suministro. La falta de contenedores está complicando los precios de éstas que están en máximos de los últimos años. También se está generando mucha incertidumbre sobre cómo van a evolucionar. A esto se suman los costes sociales y de combustibles, entre otros, y que irreversiblemente, van a tener un impacto en el consumidor.

A nuestros clientes, quiero decirles que la rotura del stock de la que se viene hablando en las últimas semanas podría producirse puntualmente en la logística del transporte marítimo. Sin embargo, eso no va a ser un problema para Aquasoja ya que tenemos implantado en nuestro modelo de negocio “un sistema de economía circular para las principales materias primas”. Además, nuestra cadena logística es muy amplia y potente y no involucra solo las actividades de Aquasoja, ya que también somos productores ganaderos a través de AVICASAL/SAVINOR con las que generamos sinergias en nuestra línea de acuicultura.

Por otra parte, para el caso de las materias primas específicas, nos hemos garantizado el suministro elevando el volumen de los stocks de seguridad.

Por eso, señaló António Isidoro, mi mensaje es de optimismo a pesar de las dificultades. Las señales que existen en Portugal y en España, así como en el resto de Europa, animan a serlo. Además, “no podemos dejar de seguir avanzando a pesar de las dificultades”.