PROYECTOS

Avances en la cría de esturión en cautividad para repoblar el Delta del Ebro

Cuatro ejemplares se encuentran en el IRTA de San Carlos de la Rápita y están bien adaptados a la cautividad

San Carlos de la Rápita 13/05/2021 – La reintroducción del esturión en el río Ebro está cada vez más cerca. Al menos así lo creen en el IRTA de San Carlos de la Rápita que desde 2019 han mantenido cuatro esturiones en el marco del proyecto Life Migratoebre, destinado a recuperar los peces migratorios y la conectividad del tramo final del río.

Los ejemplares, de la especie esturión europeo (Acipenser sturio) llegaron a las instalaciones del IRTA procedentes de Saint Seurin Sur Isle, Francia y, desde entonces, se han mantenido en un depósito circular de 60 metros cúbicos, “siguiendo las instrucciones y recomendaciones proporcionadas por el personal de MIGADO”, una asociación francesa que se ocupa de los peces migratorios en los ríos del país galo.

Los ejemplares se mantienen a una temperatura del agua de mar de entre 13 y 14ºC, con una intensidad lumínica mínima, y se alimentan con una mezcla de gambas y sardinas que se les proporciona dos veces al día.

Enric Gisbert, jefe del programa de Acuicultura del IRTA, ha explicado que el comportamiento de los esturiones “ha sido el normal” desde que llegaron a San Carlos de la Rápita y los cuatro ejemplares se han adaptado bien a las nuevas condiciones. El transporte de los animales desde Francia y su adaptación a las nuevas condiciones es un momento delicado y muy estresante que hace que pierdan peso, pero, según Gisbert, “ya han recuperado el peso inicial”.

El esturión se encuentra en estado crítico de conservación. Se trata de una especie muy longeva, que puede llegar a los 80 años y que hasta los 14 años no llega a la edad reproductora, lo que hace muy lenta su recuperación. No está previsto que los ejemplares sean liberados al medio natural. Su función será principalmente la de sensibilizar a la población local y a la administración de la importancia que tiene para la biodiversidad recuperar esta especie emblemática, aunque, señala Gisbert, “podrían servir también para establecer un núcleo de cría en Sant Carles de la Ràpita para esta especie con el fin de repoblar el río Ebro”.

Además de la recuperación del esturión, el proyecto LIFE Migratoebre busca recuperar las poblaciones de anguila (Anguilla anguilla), saboga (Alosa fallax) y lamprea (Petromizon marinus), así como mejorar la conectividad ecológica en el río Ebro y permitir la migración los peces.