PROYECTOS

Buscan reducir el hambre en África a través de mejores prácticas acuícolas

El proyecto H2020 FoodLAND tiene por objetivo ayudar a la lucha contra la desnutrición, especialmente en mujeres y niños

África, globo terráqueo

El proyecto europeo H2020 FoodLAND, en el que participan 28 entidades europeas y africanas, buscará mejorar la diversidad de la producción local y el consumo de alimentos en África. La iniciativa cuenta con un presupuesto de 7 millones de euros y planteará una serie de innovaciones para desarrollar la acuicultura y la agricultura en Marruecos, Túnez, Etiopia, Kenia, Uganda y Tanzania.

El objetivo del proyecto es beneficiar a los consumidores africanos proporcionándoles alimentos nutritivos, saludables y tradicionales y, al mismo tiempo, fomentar la difusión de dietas africanas y ayudar a la lucha contra la desnutrición, especialmente en mujeres y niños.

La parte dedicada a la acuicultura está liderada por el Grupo AquaBioTech y tendrá como base los conocimientos generados durante el proyecto VicInAqua finalizado en 2019 a través del cual se puso en marcha una estructura de acuicultura integrada en Kisumur, en Kenia.

En el proyecto se implantará tecnología acuícola en zonas urbanas y periurbanas, acercando la producción a los mercados, acortando la cadena de producción y competitiva con los productos importados. Los polos acuícolas que se desarrollen serán, por tanto, menos dependientes de la refrigeración para la distribución de los productos.

También se diversificará la acuicultura con nuevas especies de peces y con métodos de valorización para aumentar la durabilidad del pescado.

Al finalizar el proyecto se espera tener en marcha una red de 14 Centros de Alimentos (Food Hub) locales que movilizarán actores relevantes en las comunidades rurales, urbanas y periurbanas que actuarán como puertas de entrada para probar e introducir las innovaciones acuapónicas, sistemas de procesado de alimentos y 17 nuevos productos locales que van desde vegetales frescos, secos y procesados, hasta pescado, harinas compuestas y alimentos terapéuticos.

La acuicultura en los países objetivo del proyecto está poco desarrollada y prácticamente todo el pescado que se consume proviene de la pesca de captura. Apenas 50.000 toneladas de pescado provienen de la acuicultura en cuatro países del continente africano.