PROYECTOS

CTAQUA inicia las pruebas de evaluación nutricional de las proteínas de colza y macroalgas en dietas de lubina

El objetivo de esta prueba es analizar el comportamiento del microbioma de esta especie marina con estos novedosos ingredientes. Esta prueba se realiza en el marco del proyecto europeo SIMBA

Laboratorio húmedo de CTAQUA, proyecto SIMBA

El Puerto de Santa María 6/08/2020 - Esta semana, el Centro Tecnológico de Acuicultura en Andalucía (CTAQUA) ha iniciado la primera de una serie de pruebas de nutrición que se llevarán a cabo con varias especies piscícolas de interés comercial.

Estas pruebas, que forman parte del paquete de trabajo 3 del proyecto europeo SIMBA, estarán centrados en evaluar el comportamiento de la proteína de colza y macroalgas como ingredientes en dietas para peces marinos, centrando los estudios en el microbioma.

Según señalan al respecto en CTAQUA, la colza y la macroalga han sido sometidos a un proceso industrial de fermentación con bacterias de ácido láctico, en el que se plantean efectos beneficiosos para la salud. En el caso de este estudio, el objetivo es el de emplearla como fuente de proteína para piensos de acuicultura y sustituir a la harina de pescado. Los productos fermentados son producidos por el socio danés de SIMBA, Fermentation Experts.

Además, adicionalmente se van a probar tres cepas de microalgas como suplementos funcionales para piensos. Las microalgas son cultivadas por los socios portugueses, ALLMMICROALGAE y Necton.

Con el resultado de este trabajo, como señalan desde CTAQUA, se ha elaborado un pienso a medida que será evaluado en las pruebas de nutrición que se van a realizar con lubina y dorada en el centro tecnológico andaluz; mientras, en el Instituto Noruego de Investigación del Medio Acuático (NIVA) trabajarán con salmón Atlántico en aguas marinas, y en el Instituto de Recursos Naturales de Finlandia (LUKE), con salmón Altántico en agua dulce.

“La primera prueba en CTAQUA la estamos llevando a cabo con lubina; y en el 2021 haremos lo mismo con dorada. En unas semanas arrancarán las primeras pruebas con salmón, tanto en Noruega como en Finlandia. Estudiaremos el efecto de los piensos experimentales en la supervivencia, desarrollo y crecimiento de los peces y analizaremos los indicadores del funcionamiento del sistema inmune” explica Erik Malta, responsable del proyecto SIMBA en CTAQUA. Además, al final del ensayo se analizará la flora bacteriana de los peces con métodos moleculares genéticos. Este trabajo lo desarrollara NIOZ (Países Bajos) y MATIS (Islandia).

“Con estas pruebas se pretende validar nuevas fuentes de materia prima para piensos en acuicultura que sean sostenibles y mejoren el desarrollo de los peces y el rendimiento del cultivo” concluye Erik Malta.