Crecimiento Azul

Cantabria busca situarse a la ‘vanguardia’ de las ciencias marinas

Santander 23/12/2021 | A través de un Plan se pretende crear una red de centros de excelencia para abordar de forma cooperativa retos en la investigación marina, la acuicultura, las nuevas tecnologías

La relación de la comunidad cántabra con la acuicultura se remonta a las primeras empresas que se instalaron a escala comercial en nuestro país. Primero fue con los moluscos bivalvos y más adelante con las especies de cultivo mediterráneas, dorada y lubina. La investigación también ha sido punta de lanza de esta comunidad autónoma gracias a las contribuciones de los investigadores del Centro Oceanográfico de Santander del IEO.

Un campo de conocimiento que se integra perfectamente en el de las ciencias marinas del que Cantabria quiere convertirse en “vanguardia” a nivel nacional. Para ello, a través de la Universidad de Cantabria, el Instituto de Hidráulica y el Centro Oceanográfico de Santander, se va a realizar una inversión de 10 millones en investigación e innovación.

Esta inversión será posible gracias a la participación de la comunidad autónoma en el Plan Complementario de Ciencias Marinas, un programa que cuenta con una financiación total de 50 millones en toda España, de los cuales 30 de ellos son aportados por el Gobierno central con fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y los 20 restantes por los territorios participantes: Cantabria, Galicia, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana.

Para la ejecución de este plan, Cantabria contará con 10 millones de euros, 6 procedentes del Ministerio de Ciencia e Innovación, a lo que se suman otros 4 en los tres próximos años que aportará el Gobierno regional a través de la Consejería de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria. En el resto de comunidades participantes se repetirá este modelo de financiación.

La presentación del Plan Complementario de Ciencias Marinas en Cantabria se ha desarrollado este martes en el Paraninfo de la Universidad, en un acto en el que ha participado el vicepresidente regional y consejero de Universidades, Igualdad, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga; el rector de la UC, Ángel Pazos, y la directora general de Fondos Europeos del Ejecutivo regional, Paz Díaz, junto a representantes de la UC, del Instituto de Hidráulica y del IEO.

Todas las partes implicadas han expresado su "satisfacción" por la participación de Cantabria en este proyecto y la "oportunidad" que constituye y han destacado que supone una "excelente noticia".

Zuloaga ha subrayado la importancia "capital" que supone para la investigación en Cantabria participar en este proyecto, que, según ha dicho, contribuye al cambio de modelo productivo de la comunidad hacia la ciencia y el conocimiento; a avanzar en superar la actual "brecha" en inversión en I+D+i, crear empleo en este ámbito y retener talento.

Además, ha subrayado la aportación de Cantabria de 4 millones de euros al proyecto, un "esfuerzo", según ha dicho, "infinitamente mayor" que el de otras comunidades que, aunque también realizan esta misma inversión, tienen presupuestos mucho más altos, como puede ser el caso de Andalucía, Comunidad Valenciana o Galicia.

"Si lo hacemos es porque estamos convencidos de que es el camino", ha subrayado el vicepresidente regional, que considera que programas como estos demuestran el "compromiso" del Gobierno de España con la ciencia, la investigación y la transferencia de conocimiento.

Por su parte, el rector considera que estos planes complementarios son un "ejemplo claro" de que los fondos de reconstrucción europea están llegando realmente a las comunidades autónomas y en este caso a la ciencia e innovación de Cantabria.

El Plan Complementario de Ciencias Marinas forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia (PRTR) --la estrategia española para canalizar los fondos destinados por Europa a reparar los daños provocados por la crisis del COVID-19-- que traza la hoja de ruta para la modernización de la economía española, la recuperación del crecimiento económico y la creación de empleo tras la crisis del coronavirus y ante los retos de la próxima década.

Se conciben estos planes complementarios como instrumentos para establecer colaboraciones entre el Estado y las comunidades autónomas en acciones de I+D+i y cuentan con una financiación conjunta.

Este Plan Complementario de Ciencias Marinas pretende crear una red de centros de excelencia para abordar de forma cooperativa retos en la investigación marina, la acuicultura, las nuevas tecnologías y los impactos sobre el medio marino y la economía azul.

El programa desplegará una estrategia conjunta de investigación e innovación en ciencias marinas para abordar de forma sostenible los nuevos desafíos en la monitorización y observación marino-marítimas, el cambio climático, y potenciar sectores como el turismo costero y marino, la pesca y la acuicultura, que se han visto afectados por la pandemia, y otros sectores de la economía azul que, en su conjunto, presentan un enorme potencial en cuanto a su contribución a la recuperación económica sostenible.

En concreto, el Plan se centrará en el desarrollo de nuevas tecnologías marinas y terrestres, plataformas y sensores para la adquisición de datos y muestras in situ, así como su digitalización, que permita la observación y monitorización del medio marino y litoral, y poder evaluar y mitigar el impacto antropogénico, para garantizar la sostenibilidad de los recursos naturales y conocer el papel del cambio climático.

Además, abordará la potenciación del ecosistema nacional de acuicultura de precisión, sostenible e inteligente para aumentar la eficacia productiva y la capacidad de adaptación al medio, además de crear un ecosistema de colaboración público-privado para el desarrollo de productos y servicios orientados al mercado, que permita la innovación y la transferencia de resultados de investigación.

También se llevarán a cabo iniciativas de economía azul con las que contribuir al desarrollo económico y a la creación de empleo en el fomento de la innovación en los sectores económicos vinculados con el mar, la potenciación de líneas de investigación emergentes, y el fomento de la participación de la sociedad y de la colaboración público-privado para la sostenibilidad de las actividades relacionadas con la economía azul.

Te puede interesar