DIVERSIFICACIÓN SISTEMAS

Con un kilo de pienso se cultiva uno de salmón y 9 kilos de lechuga

Noruega 01/02/2022 | Un sistema de acuaponía desacoplada permite mejorar el rendimiento y sostenibilidad del cultivo de salmón Atlántico en RAS

Columbi Salmon es una empresa noruega pionera que quiere mejorar la productividad y sostenibilidad de la cría de salmón cultivado en sistemas de recirculación en acuicultura (RAS, por sus siglas en inglés) aprovechando los lodos generados para cultivar plantas, específicamente lechugas.

La propuesta que presenta es un sistema acuapónico desacoplado, donde los peces y los vegetales son cultivados por separado. El nexo en común son los nutrientes de desecho de los peces que son usados por las plantas.

El proyecto lo están llevando a cabo a través de su subsidiria Columbi Farms, en colaboración con el Instituto Noruego de Investigación Bioeconómica (NIBIO), la consultora noruega Morefish y el fabricante de piensos Biomar.

Hasta ahora los resultados de los estudios realizados entre diciembre de 2020 y septiembre de 2021 son prometedores. Según señalan, durante los 10 meses que han estado criando 1 000 salmones en agua dulce y dos variedades de lechuga, han podido monitorizar aspectos como el bienestar de los peces, la calidad de las plantas, la cantidad de agua usada, el balance de CO2 y el rendimiento de ambos cultivos.

BioMar se encargó de hacer una evaluación del ciclo de vida (LCA) de la alimentación que se proporciona a las plantas, mientras que el Instituto Noruego de Investigación en Bioeconomía midió el flujo de carbono de todo el sistema.

El resultado al final del estudio fue que por cada kilogramo de alimento empleado se produjo un kilogramo de salmón y 9 kilos de lechuga.

Como señalan, combinar la producción de cultivos y especies acuáticas tiene varias ventajas. Las raíces de las plantas pueden absorber fácilmente compuestos orgánicos químicos, una gran cantidad de microorganismos mantienen el sistema en buen estado de salud y no se utilizan productos químicos ni pesticidas.

Pero convertir y escalar la producción en un modelo industrial y rentable es un desafío, que requiere de más investigación y desarrollo en tecnología ambiental y producción de alimentos, y el desarrollo de una instalación de prueba de concepto.

Columbi Salmon proyecta abrir una instalación en tierra para el cultivo de salmón en Oostende, Bélgica, y tiene como objetivo abrir instalaciones de producción en toda Europa. El objetivo es producir aproximadamente 15 000 toneladas de salmón y hasta 4 000 toneladas de plantas en 2026. Hay muchas esperanzas de que, con algunos pequeños ajustes, dependiendo del sistema y de las plantas y especies que se produzcan, el trabajo del equipo podría replicarse en otros lugares.

Te puede interesar