INVESTIGACIÓN

Cultivo de gamáridos como fuente complementaria de Omega-3 de alto valor y bajo coste

Entre las ventajas de cultivar estos pequeños crustáceos están su capacidad para reciclar materia orgánica de desecho y convertirla en harina de alto valor nutricional

Echiinogammarus marinus | SINTEF Ocean

Un equipo de investigadores del Instituto de Acuicultura Torre de la Sal del CSIC (IATS-CSIC) ha demostrado, a través de un estudio publicado en Marine Drugs cómo pequeños crustáceos anfípodos marinos de la familia de los gamáridos, son capaces de reciclar la materia orgánica para biosintetizar ácidos grasos tipo Omega-3 muy valorados en la nutrición en acuicultura.

Óscar Monroig es científico titular del Equipo de Especies Auxiliares en Acuicultura, Larvicultura y Ecotoxicología del IATS-CSIC y está liderando este estudio. En entrevista con misPeces se muestra optimista y ve que conforme se vaya avanzando en la técnica de cultivo de estos gamáridos y en el conocimiento de la biosíntesis de los Omega-3, estos crustáceos podrán convertirse en un complemento a la harina y aceite de pescado, la actual fuente principal de ácidos grasos poliinsaturados que se usa para incorporar a los piensos de los peces y que es de origen extractiva.

Además, este avance científico tiene muchos aspectos interesantes. Por un lado, se está ante “una vía complementaria” de harinas de alto valor producidas a partir de materiales de bajo coste y escaso aprovechamiento. Y también, está alineada a los principios de sostenibilidad de la acuicultura y de las fuentes de desechos orgánicos aplicando principios de Economía Circular.

El estudio, señala el investigador, se ha centrado en identificar cómo los gamáridos de la especie Echinogammarus marinus son capaces de utilizar los ácidos grasos de cadena corta de la materia orgánica de desecho y convertirla a través de sus enzimas elongasas en ácidos grasos de alto valor nutricional del tipo Omega-3. “Estamos trabajando con diferentes especies de invertebrados y en el estudio publicado en Marine Drugs presentamos evidencia convincente que demuestra que E. marinus posee tres genes con funciones en la biosíntesis de Omega-3”. Entre nuestros objetivos está también la caracterización de otro tipo de enzimas denominadas desaturasas y que operan de forma coordinada con las elongasas en la biosíntesis de Omega-3”, ha señalado el investigador.

La actividad enzimática implicada en la biosíntesis de Omega-3 de cadena larga puede ser regulada a través de factores ambientales tales como la temperatura y la salinidad. Muchas especies de invertebrados toleran adecuadamente cambios en las condiciones ambientales en las que crecen y esto permite desarrollar protocolos de cultivo en los que se maximizan las actividades de las desaturasas y elongasas y, por tanto, se potencia la biosíntesis de Omega-3 de cadena larga. El resultado final es la obtención de una biomasa con alto valor nutricional y que puede ser utilizada como ingrediente sustitutivo de la harina de pescado.

SINTEF Ocean

En el estudio participan investigadores del IATS-CSIC, del Departamento de Biociencias Marinas de la Universidad de Tokyo y del SINTEF Ocean, en Noruega. Además, todo este conocimiento científico se está generando a través de dos proyectos que son complementarios: IMPROMEGA, liderado por los investigadores del IATS-CSIC y BioCycles, en el que participan científicos del SINTEF.

Concretamente, BioCycles, señala Monroig, es un proyecto muy aplicado y que tiene por objeto la producción de gamáridos marinos a partir y principalmente de materiales de desecho en acuicultura, agricultura e industria forestal. Este proyecto está coordinado por SINTEF Ocean, líderes mundiales en el cultivo de especies auxiliares en acuicultura.

IMPROMEGA, por su parte, señala el investigador, tiene un enfoque más básico y aborda el estudio de los mecanismos que controlan la capacidad de producción de Omega-3 de cadena larga no sólo en gamáridos, también en otros crustáceos y poliquetos.

La actual sustitución de harina y aceites de pescado por otras materias primas de origen terrestre en el pienso para peces acarrea “una disminución de valor nutricional del producto final” debido, entre otros factores, a un menor contenido de ácidos grasos poliinsaturados de cada larga Omega-3. Es importante, por tanto, encontrar nuevas vías de producción sostenibles y renovables, sobre todo para cubrir la futura demanda de este tipo de ingredientes.

Sin embargo, como aclara el investigador, la producción de harina procedente del cultivo de invertebrados no debe considerarse tanto como una “alternativa” a las harinas de pescado sino más bien un “complemento”, teniendo en cuenta que el volumen de producción no será suficiente para eliminar completamente el uso de las materias primas de origen extractivo.
Referencia:
Ribes-Navarro, A.; Navarro, J.C.; Hontoria, F.; Kabeya, N.; Standal, I.B.; Evjemo, J.O.; Monroig, Ó. Biosynthesis of Long-Chain Polyunsaturated Fatty Acids in Marine Gammarids: Molecular Cloning and Functional Characterisation of Three Fatty Acyl Elongases. Mar. Drugs 2021, 19, 226. https://doi.org/10.3390/md19040226