INVESTIGACIÓN

Diatomeas para mejorar el rendimiento productivo de langostinos tropicales en cultivos intensivos

China 22/02/2022 | Un estudio demuestra que Thalassiosira pseudonana ayuda a mejorar las condiciones de cultivo intensivo de langostino tropical

La evidencia científica demuestra que incluir microalgas en sistemas de acuicultura de especies alimentadas ayuda a biorremediar la presencia de tóxicos en el agua. La clave está en encontrar la especie o mezcla de especies de microalgas en términos de factibilidad, costes y practicidad que sea la más apropiada para este interés.

En el caso de un cultivo intensivo de langostinos, es fácilmente entendible que, a mejor calidad del agua de cultivo, mayor bienestar de los langostinos y, por tanto, mejor rendimiento productivo.

Los resultados también sugieren que las microalgas tienen un efecto depurativo de los compuestos como los nitratos y fosfatos del agua y de la capa sedimentaria, utilizándolos como fertilizantes y previniendo la proliferación de virus y bacterias en la capa superficial, el estrés fisiológico y la inmunidad.

En este contexto, un estudio de investigadores chinos demostró recientemente que la inclusión de la diatomea marina, Thalassiosira pseudonana, ayudó a estabilizar el pH, aumentó el oxígeno disuelto, redujo acumulación de nitritos, nitratos y ortofosfatos, y mantuvo a raya las bacterias tipo Vibrio spp tanto del agua como del sedimento.

Los efectos sinérgicos de incluir Thalassiosira pseudonana, como señalan, pueden dar como resultado un rendimiento “significativamente mayor” y una mejor tasa de conversión de alimento.

En el estudio se analizó también la posibilidad de incluir Nannochloropsis oculata, aunque los resultados no fueron tan favorables como con la otra especie.

Más específicamente, la inclusión de la microalga T. pseudonana en este estudio mejoró la conversión alimenticia un 36,3% y un aumento del rendimiento de 25% respecto al control. Estas mejoras compensan a juicio de los investigadores, los costes de cultivar el alga que se calculó en una décima parte del consumo de alimentos.

Otros aspectos a tener en cuenta en la sinergia entre microalgas y langostinos están en la sincronización de ambos cultivos en un mismo tanque.

Fruto de este estudio, los investigadores establecen una serie de pautas a seguir como la necesidad de mantener controlada la densidad de las microalgas en el sistema, ya que una baja densidad tiene un efecto menor en la biorremediación, mientras que una alta densidad puede causar efectos adversos, “particularmente en las etapas intermedias y tardías del cultivo”. Por eso, recomiendan revisar la densidad de algas dos veces al día.

Es importante considerar la posibilidad de inhibir de la fotosíntesis de las algas por luz solar intensa y, para ello, los sistemas deben contar con una cubierta.

Respecto a la calidad nutricional, la adición de microalgas al cultivo de langostinos puede afectar a la calidad del crustáceo y la tonalidad de la cáscara, particularmente la concentración de astaxantina.

Finalmente, será importante que estos resultados se puedan escalar a un nivel comercial. El punto clave, como señalan los investigadores, es resolver la tecnología monoespecífica de cultivo de algas de alta densidad, que requiere una inversión técnica adicional, como instalaciones y equipos de soporte de tuberías. Luego, está el bombeo del agua de mar y los nutrientes, la aireación, y la inclusión de las algas cultivadas directamente al tanque de crecimiento, logrando así una producción de circulación unidireccional.

Referencia:
Chen Huang, Yuanyuan Luo, Guoquan Zeng, Penglong Zhang, Ruibing Peng, Xiamin Jiang, Maowang Jiang. Effect of adding microalgae to whiteleg shrimp culture on water quality, shrimp development and yield. Aquaculture Reports, Volume 22, 2022, 100916, ISSN 2352-5134. https://doi.org/10.1016/j.aqrep.2021.100916

Te puede interesar