especiales Sanidad Animales Acuáticos

El organismo sanitario pesquero peruano inicia planes de control de enfermedades endémicas en acuicultura

Estos planes se ejecutarán para las tres especies principales: el langostino de Tumbes, la trucha de Puno y la tilapia de San Martín

El Organismo peruano de Sanidad Pesquera (SANIPES), adscrito al Ministerio de Produccción está trabajando en planes de control para la vigilancia de enfermedades endémicas que afectan a las principales especies acuícolas del país. Estamos hablando de enfermedades que afectan al langostino tropical de Tumbes, la tilapia de San Martín, o la trucha arcoíris de Puno.

Estos planes de control, según ha informado SANIPES, seguirán criterios de viabilidad, efectividad, costos y beneficios para mitigar su impacto y erradicarlas.

La primera etapa de estos planes de control dio inicio en junio de este año. Se han venido ejecutando pruebas experimentales y evaluaciones sobre las especies anteriormente indicadas.

En el caso de Puno se evaluará la desinfección de ovas embrionardas en criaderos, movimiento de animales, rastreabilidad, manejo de densidades de siembra y la capacidad en la unidad productiva.

También medidas de bioseguridad al ingreso de personas y vehículos; protocolos de limpieza y desinfección de materiales, equipos y unidades productivas; medidas de descanso sanitario de unidades productivas; clasificación de la mortalidad; el uso de productos veterinarios; la detección de bacterias patógenas; y el uso de vacunas.

En el caso de los langostinos en Tumbes, se viene trabajando con 6 centros de producción acuícola. En el caso de tilapia en San Martin, se viene trabajando con 2 centros de producción de semilla y 4 centros de engorde. Y en el caso de trucha arcoíris en Puno, se trabaja con 2 centros de producción de semilla y 7 centros de engorde.

La segunda etapa de estos planes de control dará inicio en marzo del 2022, se tendrán indicadores de impacto económicos relacionados a la aplicación de medidas de control específicas de cada enfermedad, y cómo estas influyen en la mejora de los índices productivos de los acuicultores.

El presidente ejecutivo de Sanipes, Johnny Marchán, resaltó que el resultado de este subproyecto busca modernizar y actualizar protocolos y herramientas regulatorias de la actividad acuícola; que facilitarán el cumplimiento normativo y pondrán en valor los esfuerzos que realizan los acuicultores para dar cumplimiento a la norma sanitaria; contribuyendo con ello a su sostenibilidad.

“La implementación de medidas de control en los centros de producción acuícola permitirá a los productores a mediano y largo plazo reducir las perdidas asociadas a la presencia de enfermedades que afecten a las especies langostino, trucha arcoíris y tilapia, pudiendo así incrementar sus índices productivos y conllevar a un mayor beneficio económico”, señaló Marchán.

Sanipes cuenta con la capacidad diagnóstica en sus laboratorios a nivel nacional. En la sede Tumbes se han implementado los métodos de diagnóstico para la detección de patógenos que afectan al langostino blanco. De igual forma en la sede Callao, se tiene implementado el método para la detección del virus de la tilapia del Lago (TiLV) y para el virus de la necrosis pancreática infecciosa que afecta a la trucha arcoíris (VNPI). Finalmente, se prevé la implementación del método para la detección de VNPI mediante técnicas moleculares en el laboratorio con sede en Puno.