EMPRESAS

El sector de los piensos se prepara para el incremento espectacular de los salmones en RAS

En una década el sector estará en disposición de producir un millón de toneladas de salmón Atlántico

pure-salmon-ras-salmon-atlantico

Noruega 7/07/2020 – La salmonicultura a través de sistemas de recirculación en plantas en tierra se encuentran en un momento de expansión con un importante número de emprendimientos en marcha o a punto de ponerse en marcha.

En España, y a pesar de la falta de experiencia de los inversores con esta especie, se pondrá en marcha una granja en tierra para producir 3.000 toneladas métricas de salmón Atlántico.

Tomando todos los proyectos, y si todas las estimaciones salen como es esperado, en 2030, la producción en una década será de 840.000 toneladas. Esta estimación, aunque bastante optimista representa un salto al vacío, tanto en cuestión de tecnología, como en aprovisionamiento de alimento. Tomando como base un FCR de 1,16 serán necesarios 975.000 toneladas de alimentos específicos para este tipo de producción de manera que se garantice el frágil equilibrio de las constantes de calidad del agua.

Sin embargo, hay quien pone en duda que el camino de la salmonicultura del mar a tierra sea un camino de rosas. Nadie mejor que dos de los mayores grupos salmonicultores en el mundo como Mowi o Cermaq conocen el sector como ellos. Capaces de producir millones de peces todos los años, mantienen sus reproductores y producen sus smolts en sistemas de recirculación en tierra y, sin embargo, no están, de momento, por la labor de entrar en la tierra.

Además, advierten, aquellos que ahora están poniendo sus proyectos en marcha aún deberán “experimentar sorpresas y contratiempos”.

Pase lo que pase en la próxima década, quizá sea demasiado optimista pensar que la producción alcanzará el millón de toneladas. Pero no es menos cierto que si la salmonicultura quiere seguir creciendo deberá hacerlo a través de la innovación en los métodos de cultivo capaces de producir los peses con emisiones cero al medio ambiente y, de momento, los sistemas RAS son la mejor opción.