MERCADOS

El sector del langostino ecuatoriano se prepara para un 2021 lleno de desafíos y una esperada recuperación

El presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura considera necesaria la diversificación en nichos de mercado no atendidos y rebajas fiscales por parte del Estado

Jose Antonio Camposano, SSP

Guayaquil (Ecuador) 7/01/2020 – La suerte del sector camaronero está ligada a la del canal HORECA (Hostelería, Restauración y Catering) ha la que aporta el 50 por ciento de su producción. Eso lo sabe bien el presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura ecuatoriana, José Antonio Camposano quien estima que hasta el segundo semestre de 2021 no se comenzarán a apreciar un cambio positivo.

En una larga entrevista concedida al diario Comercio, el presidente de la CNA ha señalado que el momento de la recuperación va a depender del éxito de la vacunación en los mercados de destino del producto y de la reactivación económica de estos países.

Camposano espera que, con la recuperación de China, que absorbe el 60 por ciento de la producción, empiecen a observarse los cambios positivos y destacó que varias de las inversiones que se han realizado en este último año han ido destinadas a atender a este país asiático.

Otras estrategias pasan por la diversificación en los mercados que ya están presentes como el europeo, donde la demanda de langostino entero a caído de manera considerable, en nuevos nichos no atendidos. En este mercado, por ejemplo, han encontrado potencial de crecimiento en la cola de langostino y otros productos de valor añadido. Esto requiere, como recordó el presidente de la Cámara de prepararse y reconfigurar los negocios.

Otras inversiones pasan por tecnificar las granjas para reducir los costes y mejorar la competitividad.

Al Ejecutivo, por su parte, le piden apoyo en la mejora de la fiscalidad de su actividad, a través de rebajas en el Impuesto del Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) de insumos, bienes de capital y materias primas.