MERCADOS

El sector del langostino en Ecuador se enfrenta a la peor crisis de la última década

Los productores están reduciendo las siembras de nuevos langostinos para reducir las pérdidas

Jose Antonio Camposano (CNA) junto a Ministro Producción

Guayaquil (Ecuador) 21/07/2020 – El sector de los langostinos en Ecuador sufrirá una “grave contracción” de su producción y exportaciones como resultado de la crisis de mercado y reducción de su demanda.

Este anuncio fue ofrecido por el sector productivo ecuatoriano representado por la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA) que, junto al Ministro de Producción del país sudamericano, Iván Ontaneda, sitúa la crisis a niveles de una década.

Según la CNA, “maduraciones y la larvicultura ya registran una caída preocupante en la producción; lo propio se evidencia en las fincas camaroneras, pues en un recorrido aéreo puede observarse piscinas secas, situación vista por última vez en épocas de mancha blanca. A este escenario se suma el reporte del sector productor de una disminución de las densidades de siembra para evitar mayores pérdidas económicas que deriven en despidos del personal”.

La caída en la producción es una realidad que se ya refleja en las exportaciones del mes de junio que tuvieron un desplome de 16.700 toneladas frente al mes de mayo.

China, que constituye el principal destino de las exportaciones del langostino ecuatoriano, con el 62 por ciento de las exportaciones, registra una también una caída en la demanda, pues en mayo las ventas a ese destino alcanzaron los 52.616 toneladas, mientras que en junio las estadísticas de la CNA apuntan a 25.401 toneladas, es decir una caída del 49 por ciento.

Según proyecciones de la CNA al mes de julio, la contracción es más aguda pues se exportarían hasta fines de mes solamente 36.287 toneladas. La oferta a China es casi inexistente pues se venderían a ese mercado sólo 5.000 toneladas.

En lo referente al mercado y frente a los actuales desafíos, el sector camaronero, señalan desde la CNA, está respondiendo a nuevas exigencias de inmediato. “El análisis de PCR al personal de las empacadoras se ha masificado, así como el reforzamiento de medidas de bioseguridad en las zonas de material de empaque y contenedores. De esta manera se contribuye con las autoridades de la Aduana de China al mejoramiento de los procesos de bioseguridad en este nuevo contexto mundial”, indicaron.