INVESTIGACIÓN

El tamaño sí importa cuando se trata de la rentabilidad de las granjas de lubina en el Mediterráneo

Un trabajo novedoso cuantifica el coste directo de los brotes de enfermedades en granjas de engorde de lubina europea

Un trabajo novedoso sobre el impacto de las enfermedades en granjas de engorde de lubina en el Mediterráneo ha llegado a una interesante conclusión, al descubrir que el tamaño de la granja y el formato del pescado producido afecta a la rentabilidad y viabilidad económica del proyecto.

Según señalan los autores del trabajo, a mayor tamaño de la granja y pescado producido, mayor es el coste directo de un brote de enfermedad. Sin embargo, señalan, el impacto económico en la utilidad operativa neta es significativamente peor cuanto más pequeña es la granja y el pescado. Esto es debido a que las granjas pequeñas tienen más problemas para absorber el impacto del menor ingreso operativo.

Además, añaden, la producción de peces más grandes permite obtener mejores resultados económicos con brotes de enfermedades debido a que se obtienen mayores beneficios operativos netos en promedio por esta estrategia de producción.

Por eso, los investigadores destacan la necesidad de que los pequeños productores “presten atención y dediquen recursos para prevenir y tratar los brotes de enfermedades”.

Este trabajo se ha llevado a cabo en el marco del proyecto europeo H2020 MedAID. Los investigadores emplearon un modelo estático determinista que sirvió para simular la cuenta de resultados anual de una instalación. Este modelo, señalan, ha permitido evaluar los costes directos provocados por dos tipos de enfermedades encefalopatía, así como, mediante un presupuesto parcial y análisis de sensibilidad, el impacto económico de los brotes recurrentes de estas enfermedades.

Los casos más significativos de pérdidas de producción vienen producidos por los brotes de encefalopatía y retinopatía.

La estrategia de elevar el tamaño del pescado hasta los 2 kg la pieza, advierten los investigadores, es difícil de implementar de manera generalizada ya que son formatos destinados al canal HORECA (Hostelería, Restauración y Catering). Por su parte, las granjas que producen tallas de 1 kg obtienen buenos resultados económicos a pesar de que les pueda afectar los brotes de enfermedad, y cuentan con un producto que puede venderse en los mercados de consumo.

Debido a su tamaño, las granjas pequeñas normalmente no emplean personal específico para la gestión de la salud de los peces y tienden a externalizar estos servicios para responder a brotes de enfermedad. Para los autores de este trabajo, la inversión en el control y la prevención de las enfermedades es “fundamental para la viabilidad económica de las pequeñas explotaciones”. Esta decisión, añaden, “también representa una buena política para las granjas más grandes porque pueden evitar la pérdida de importantes ingresos operativos y mantener las ganancias operativas netas”.

En el trabajo no se ha analizado el coste-beneficio de la vacunación, tratamientos, bioseguridad u otras medidas, señalan que “parece que hay un claro margen de mejora en la gestión e inversión de la salud”, ya que, añaden, “las tasas actuales de mortalidad de la lubina son significativamente más altas que las tasas de referencia asumidas en este trabajo”.

Este trabajo, señalan, ha conseguido cuantificar el coste directo de los brotes recurrentes de enfermedades provocadas por diferentes patógenos para los productores de lubina y también ha confirmado el impacto económico negativo de estas enfermedades en la industria acuícola mediterránea.

Referencia:
José L. Fernández Sánchez, Alain Le Breton, Edgar Brun, Niccolò Vendramin, Georgios Spiliopoulos, Dolors Furones, Bernardo Basurco. Assessing the economic impact of diseases in Mediterranean grow-out farms culturing European sea bass. Aquaculture, Volume 547, 2022, 737530, ISSN 0044-8486. https://doi.org/10.1016/j.aquaculture.2021.737530