COMERCIO EXTERIOR

¿Es Italia un país que ofrece oportunidades a los productos acuícolas españoles?

Milán 26/01/2022 | Un estudio del mercado de ICEX presenta las oportunidades de su mercado para potenciales exportadores e inversores

La relación comercial de los productos pesqueros y acuícolas entre España e Italia es curiosa; por una parte, el principal proveedor a su mercado es España, con un valor de 770 millones de euros en 2020, mientras que nuestro país es el destino principal de los suyos, con 93 millones.

Los principales productos españoles que son importados por Italia son la sepia, los calamares, los camarones, y el pulpo. todos ellos congelados, y en el caso de los langostinos, producidos en granjas acuícolas de Latinoamérica.

Por el contrario, en el caso de Italia, buena parte de las importaciones que realizamos es de moluscos bivalvos de acuicultura, principalmente mejillones y almeja, que representa el 50% de las exportaciones.

Así lo refleja un reciente informe sobre el mercado de la acuicultura en Italia del ICEX España Exportación e Inversiones para la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Milán, cuyo objetivo es examinar la situación del sector de la acuicultura en el país transalpino.

El estudio analiza la evolución de la industria en los últimos años y estudia las oportunidades que este mercado ofrece a potenciales exportadores e inversores extranjeros.

Desde el punto de vista de la demanda, Italia es el segundo país de la Unión Europea que más productos pesqueros consume, 308.035 toneladas en 2020, solo por detrás de España. El gasto medio anual de los hogares en productos pesqueros se ha incrementado en los últimos años, situándose en 171,42 euros en 2020.

El producto español es reconocido por los profesionales del sector en Italia. Además, cada vez los consumidores italianos están más abiertos al consumo de productos acuáticos cultivados en granjas, por la mayor conciencia de la necesidad de reducir el número de capturas.

Se trata de un país con una fuerte necesidad del exterior para satisfacer su demanda. Según los datos del estudio el sistema productivo italiano con 150 000 toneladas de producción solo es capaz de satisfacer el 20% de la demanda total, por lo que el 80% es de importación, lo que ofrece “grandes oportunidades para las empresas españolas del sector”.

En lo que respecta al pescado fresco de acuicultura, la lubina y la dorada son las especies más demandas, junto con el salmón y la ostra. Los italianos aprecian que estos productos sean frescos, seguros, de calidad y a buen precio.

Te puede interesar