CONSUMO

¿Es posible llevar una alimentación saludable basada sólo en algas y moluscos?

Las algas y los moluscos filtradores concentran una gran cantidad de metales pesados que aún deben ser analizadas para poder llevar una dieta saludable

Alga wakame japonesa

Como todo en la vida, nada es simple, y mucho menos si hablamos de alimentación. Si queremos alimentar a una humanidad en constante crecimiento de aquí a 2050 de manera saludable y completa, tendremos que contar con la mayor variedad de alimentos posibles. Ninguno va a sobrar. Por eso, no debemos simplificar y reducir el problema a consumir algas o moluscos bivalvos e ir eliminando de la dieta peces, mariscos o crustáceos. Eso no conduce a una alimentación sana. Tampoco servirá eliminar los alimentos terrestres vegetales y animales.

Las algas, como venimos explicando continuamente en misPeces son una fuente natural de polisacáridos, oligoelementos, vitaminas y otros nutrientes de gran interés. Sin embargo, en grandes cantidades también pueden tener efectos nocivos para la salud.

La Agencia Nacional francesa de la Sanidad alimentaria, Medio Ambiente y Trabajo (ANSE) ha advertido recientemente que tras el análisis de algas de consumo humano se encuentra en altas concentraciones de cadmio, un elemento químico que en concentraciones altas puede ser cancerígeno, mutagénicos y tóxicos para la reproducción, causa daño renal y fragilidad ósea en humanos. Los límites superiores para que las concentraciones no sean peligrosas se establecen en 0,5 miligramos por kilogramo, y ANSE considera que deben realizar más estudios sobre los niveles máximos de cadmio, arsénico y plomo en las algas, ya que la exposición diaria a este contaminante a través de otros alimentos o del tabaco es alta.

Por eso, la propuesta de ANSE pasa por reducir las cantidades de 0,35 miligramos por kilogramo de materia seca de algas comestible. Con este contenido, añaden, se asegura el 95% de los casos.

Las algas que contienen mas cadmio son las macroalgas marrones como el wakame que se consume en ensaladas habitualmente y las rojas como el alga nori que se usa en seco en forma de hoja para la envoltura de los makis.

Finalmente, la experiencia destaca el riesgo de una mayor sobreexposición a contaminantes químicos al combinar el consumo de algas con otros alimentos. Este es particularmente el caso del arsénico inorgánico cuando el consumo de algas fusiformes Hijiki Hizikia está asociado con el de arroz.

Por su parte, los moluscos bivalvos a pesar de ser uno de los mejores alimentos que existen en relación a sus ricos contenidos en grasas Omega-3 y proteínas marinas, por su naturaleza filtradora suelen acumular metales pesados como el cadmio, mercurio y plomo. Sin embargo, se trata de un alimento más estudiado y, por tanto, están mucho más monitorizados que las algas.

Por eso, antes de animar a consumir algas sería importante recordar que todavía no se sabe mucho de este nuevo alimento, al menos para los europeos.