INVESTIGACIÓN

Establecen la temperatura óptima para la cría larvaria de la dorada en 19ºC

Creta 6/04/2022 | Los resultados del estudio tienen aplicabilidad en los protocolos de crianza de la especie

Larva de dorada (Sparus aurata) | misPeces

El éxito larvario de los peces marinos está íntimamente ligado a la alimentación y las condiciones de temperatura en la que se desarrolla. Este parámetro puede condicionar de manera importante el rendimiento del crecimiento, la ontogenia del sistema digestivo y la deposición de lípidos en el hígado desde la eclosión hasta la metamorfosis.

Para la dorada, la temperatura más adecuada durante los primeros 60 días de vida está en 19 grados centígrados, al ser la que presenta tasas de ontogenia más altas y posibilita a los peces la capacidad para preparar, capturar, digerir y asimilar rápidamente los alimentos incluidos en el protocolo de alimentación y crianza.

El desarrollo ontogénico del sistema digestivo de la dorada fue similar al de otras especies de peces marinos, sin embargo, en su caso es especialmente sensible.

Para establecer esta temperatura como la adecuada, un equipo de investigadores llevó a cabo un estudio en las instalaciones de AQUALABS del Instituto de Biología Marina, Biotecnología y Acuicultura del Centro Helénico de Investigaciones Marinas. Se analizó la ontogenia con temperaturas de 16 grados, 19 grados y 22 grados centígrados.

Los resultados, como señalan los investigadores en un artículo publicado en la revista Aquaculture Research permiten establecer un protocolo de alimentación según la longitud de la larva, siendo la aparición de la glándula gástrica como un parámetro adicional.

En la mayoría de los casos, como señalan los investigadores, los criaderos mantienen los reproductores a una temperatura media de 19 grados centígrados, por lo que, en base a la evidencia científica de este estudio, no sería necesario ni calentar ni enfriar el agua para la eclosión y desarrollo larvario ya que sería “un método costoso y sin eficiencia energética”.

El estudio, que ha estado financiado en el marco del proyecto europeo FINEFISH muestra que el análisis de los lípidos hepáticos es un método preciso para evaluar las condiciones de alimentación durante el desarrollo de los peces, lo que indica periodos críticos rápidos y desarrollados durante el procedimiento de cría de larvas.

Referencia:
Paulo H. de Mello, Pascal Divanach, Ioannis E. Papadakis. Temperature influences growth, digestive system ontogeny and lipids deposition in the liver in gilthead seabream (Sparus aurata) larvae and juveniles. Aquaculture Research

Te puede interesar