EXPERTOS

Expertos abogan por crear un Consorcio Internacional de Acuicultura de la Artemia

Shangai (China) 24/01/2022 | La Artemia es un alimento vivo estratégico para el desarrollo larvario de la mayor parte de las especies de peces en acuicultura en el mundo de la acuicultura

La Artemia, un excelente alimento vivo en acuicultura tiene un papel estratégico para el futuro del sector. Sin la contribución nutricional de este pequeño crustáceo para la alimentación de peces y mariscos, no podríamos degustar en el mundo las muchas de las especies que hoy se cultivan.

Se estima que a escala global se producen entre 3 500 y 4 000 toneladas de quistes de este pequeño crustáceo, de los que surgen cada año más de 900 mil millones de postlarvas. El 90% de esta producción se lleva a cabo de manera silvestre en los lagos salados interiores distribuidos por el planeta. La producción de quistes de Artemia, valorada en 2 000 millones de dólares, depende de que estos frágiles sistemas ecológico estén bien conservados.

Patrick Sorgeloos, uno de los mayores expertos en Artemia advirtió a finales de septiembre del pasado año durante su participación en un taller que analizó específicamente el mundo de la Artemia y su contribución al avance de la acuicultura, que es necesario un nuevo enfoque multidisciplinario internacional para abordar los problemas actuales y oportunidades futuras de este sector.

Durante el taller varias fueron las recomendaciones que se lanzaron para una producción saludable y sostenible de Artemia entre las que se encuentran, desarrollar pautas mejoradas para la producción y uso bioseguro en los criaderos, incluida una actualización del manual de Artemia de la FAO; convocar cursos regionales de capacitación, difundir buenas prácticas y facilitar los protocolos estandarizados.

Dada la gran variedad de especies y cepas de Artemia que ahora se encuentran disponibles en el mercado, para los expertos es importante estudiar sus características específicas para identificar su aplicación más adecuada para especies concretas de peces y crustáceos. Esto podría relacionarse con su composición nutricional, sincronía en la eclosión o características de enriquecimiento.

Es importante, por tanto, iniciar la selección de cepas y la cría selectiva para desarrollar cepas de Artemia mejoradas para aplicaciones de acuicultura, teniendo en cuenta la disponibilidad del recurso.

Se debe investigar el uso de la Artemia como paraguas como se aplicó con éxito en los criaderos de cangrejos vietnamitas para una aplicación más amplia en acuicultura, como una nueva fuente de alimento vivo en etapas larvales anteriores, ya sea para langostinos o peces.

Se debe reconsiderar un uso más amplio de las técnicas de enriquecimiento de Artemia en los criaderos, ya que ahora está restringido a aplicaciones en la producción de cangrejos y peces marinos. Este método no solo permite mejorar el valor nutricional de los nauplios, sino que también se puede utilizar como vector para administrar, por ejemplo, prebióticos o probióticos a las larvas.

Hay que investigar el impacto del cambio climático en la producción de Artemia en lagos interiores y salinas costeras.

Se deben desarrollar protocolos basados en la evidencia científica para asegurar la recolección sostenible de fuentes silvestres de Artemia, especialmente en Asia central.

Hay que conservar la biodiversidad de Artemia a través de distintos medios como bancos de quistes, identificación de especies, especies “silvestres” frente a “cultivadas”, genotipificación y caracterización de cepas.

Investigar la integración de la extracción de Artemia silvestre con la acuicultura intensiva de peces / crustáceos e investigar el uso de biomasa de Artemia como ingrediente proteico de alto valor en la dieta humana.

Finalmente, considerar la integración de la producción de Artemia en el cultivo de sal artesanal en Asia y África, en áreas desérticas y áridas y afectadas por la salinidad.

Te puede interesar