TECNOLOGÍA

Expertos ven con optimismo el aumento de la producción de langostinos tropicales en Europa en los próximos cinco años

El cultivo de langostinos tropicales en Europa en sistemas intensivos de RAS son todavía una propuesta incipiente que seguirá creciendo en los próximos años

Brevem (Alemania) 2/12/2020 – A pesar de los grandes desafíos que quedan por delante de la producción de langostinos tropicales (Litopenaeus vannamei) en Europa los expertos consideran que será una actividad que crecerá en Europa ante las posibilidades que ofrece la tecnología de recirculación en acuicultura para entregar al consumidor un producto fresco y libre de antibióticos.

Sin embargo, el camino a recorrer no será fácil, todavía quedan muchas preguntas que responder relacionadas con la producción de paralarvas y la adaptación de la legislación en algunos países europeos con poca tradición acuícola a la tecnología disruptiva de los sistemas de producción de langostinos en tierra.

Durante el webinario de la plataforma europea de productores, tecnólogo y científicos de langostinos tropicales, EuroShrimp, el 77 por ciento del total de participantes consultados considera que este crecimiento de esta incipiente industria será moderado y se centrará en nichos de mercado de alto valor. Mientras que, el 19 por ciento consideró que el incremento será significativo y permitirá cubrir la demanda doméstica, y un 4 por ciento que consideró que no mejorará.

En el webinario organizado por la Asociación Alemana de Acuicultura, la cual está liderada por el grupo de investigación del Instituto Alfred Wegener y el Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina han participado 162 profesionales entre productores de acuicultura y miembros de la academia científica y tenía por objetivo seguir mejorando el conocimiento para garantizar que la producción de langostinos tropicales en Europa sea una actividad duradera y próspera.

Las granjas de langostinos tropicales participantes en el encuentro están distribuidas en países con una escasa tradición en el cultivo de estos crustáceos, como Reino Unido, Bulgaría, Austria, o Bélgica, lo que hace que se enfrenten a los requerimientos del país.

Actualmente hay invertidos unos 50 millones de euros en pequeñas granjas repartidas por toda Europa y se espera que el próximo año nuevos actores entren a formar parte de la industria. Durante el encuentro los distintos expertos que intervinieron pusieron de manifiesto cómo los sistemas intensivos de cultivo de langostinos vannamei todavía representan una industria de pequeño tamaño, que debe abrir nuevos nichos de mercado para un producto que oscila entre los 40 euros y 70 euros el kilo para langostinos de entre 20 y 25 gramos, que tienen en la legislación europea una de las principales barreras para su crecimiento.