CIENCIA

Fucosterol como potente compuesto bioactivo derivado de algas para mejorar nuestra salud

las investigaciones deben centrarse en estudios que permitan identificar nuevas especies de macroalgas, su caracterización química, mecanismos farmacocinéticos, experimentos in vitro, in vivo y clínicos

El fucosterol es un esteroide abundante en algas marinas que destaca por sus múltiples efectos bioactivos contra osteatrtitis, cáncer, fotoenvejecimiento. Ayuda también en el proceso inmunomodulador, hepatoprotector, anti-neurológico, antioxidante, antiinflamatorio alguicida, antimicrobiano.

Un estudio llevado a cabo por la EFSA (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) concluyó que un consumo diario de 3 gramos de este esterol, añadido a productos como mayonesas, margarinas o yogures, consigue reducir el colesterol una media de 11,3% en un plazo mínimo de 2 a 3 meses.

Hasta ahora la academia ha realizado un ingente trabajo en cuantificar y caracterizar la estructura química, las bioactividades y los beneficios para la salud. Sin embargo, el conocimiento sobre los niveles de seguridad y toxicidad del fucosterol de las algas marinas no ha sido tan estudiado, así como su efecto en ensayos clínicos.

Un equipo de investigadores coreanos ha llevado a cabo una exhaustiva revisión sobre los niveles bioseguros de este compuesto tan importante parar las industrias nutracéutica y farmacéutica. Para ello, los investigadores han analizado las publicaciones realizadas en las dos últimas décadas.

El fucosterol derivado de algas marrones de la clase Phaeophyta exhibe actividades “potencialmente beneficiosas”. Se han identificado un total de 2071 especies de esta clase. En algas pardas, sin embargo, los estudios se limitan a determinadas especies.

Por eso, los investigadores destacan en su revisión que “deben abordarse ciertas lagunas en la investigación”, ya que, como señalan, “la mayoría de los estudios se encuentran en una etapa preliminar y algunos de ellos no han incluido el estudio de seguridad y toxicidad para los organismos”.

Las especies de las que existen más publicaciones son: Hizikia fusiformis, Sargassum fusiforme y Ecklonia cava subsp. stolonifera.

En general, destacan los investigadores, el fucosterol muestra baja toxicidad en líneas celulares animales, líneas celulares humanas y animales, principalmente en ratones. No obstante, advierten, faltan estudios sobre la seguridad y toxicidad de este químico en etapa clínica, un paso necesario para desarrollar líneas de producto en la industria.

En el futuro, concluyen los investigadores, las investigaciones deben centrarse en estudios que permitan identificar nuevas especies de macroalgas, su caracterización química, mecanismos farmacocinéticos, experimentos in vitro, in vivo y clínicos. Todo ellos, aclararán el papel del fucosterol como potente compuesto bioactivo derivado de fuentes marinas.