PROYECTOS

Haloarqueas, la revolucionaria forma de biorremediar aguas residuales y producir pigmentos y bioplásticos

Las haloarqueas son microorganismos procariotas que producen pigmentos carotenoides

Un proyecto liderado por la investigadora y directora del Grupo de Bioquímica Aplicada (AppBiochem) Rosa María Martínez Espinosa propone usar Haloarqueas, microorganismos procariotas que habitan aguas altamente saturadas de sal, para biorremediar aguas residuales y, al mismo tiempo, usarlas para la producción de pigmentos y bioplásticos.

Esta investigación recibirá una ayuda de 595 366,96 euros del programa Prometeo que promueve la Consejería de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital de la Generalitat Valenciana. Este proyecto ha sido uno de los ocho seleccionados de los presentados por la Universidad de Alicante.

Las haloarqueas, también llamadas halófilos extremos, crean mareas rojas con su pigmento carotenoide, muy interesante ya que lo utilizan para absorber luz y es una fuente de energía. Habitan ecosistemas como marismas o salinas para la precipitación de sal destinada a consumo humano y comparten hábitat con algas como Dunaliella salina, usada en gran escala para producir carotenoides.

La producción de pigmentos a partir de estas haloarqueas se ha estudiado tímidamente a través de los últimos 50 años, encontrando que producen principalmente bacteriorruberina. Sin embargo, estudios recientes sobre el potencial antioxidante de los carotenoides de las haloarqueas han incrementado el interés de estos microorganismos, poniendo de manifiesto que pueden ser considerados una excelente fuente natural de carotenoides, ya que el proceso de cosechado es rápido, fácil, y barato.