EMPRESAS

Indignación en FEDEPESCA por el rechazo del Congreso a bajar el IVA del pescado al 4%

Esta rebaja del IVA del tipo reducido del 10% al superreducido de 4% es una reivindicación que se lleva realizando desde hace años de forma reiterada

En el seno de la Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios Detallistas de Pescados y Productos Congelados (FEDEPESCA) hay “indignación”, “decepción y disgusto” por el rechazo de los partidos del Gobierno PSOE-UP a la rebaja del IVA de los productos pesqueros del 10% al 4%.

Los detallistas han celebrado su asamblea general esta semana con la presencia de representantes de las asociaciones de las diferentes comunidades autónomas.

Fedepesca considera esta decisión de PSOE-UP de tumbar la propuesta del PP es "incomprensible", más aún cuando la reducción del IVA tiene un trasfondo social y económico para muchas poblaciones de nuestro país. Además, FEDEPESCA coincide en señalar que además la ciudadanía reconoce los aspectos saludables, el consumo de productos del mar y la acuicultura, garantizada su procedencia y la sostenibilidad de su producción, tiene un trasfondo social y económico para muchas poblaciones en España.

La Asamblea de Fedepesca ha mostrado también "su rechazo a la politización de un asunto que nada tiene que ver con intereses partidistas y solo ha de considerar una medida social que favorecería el acceso a estos productos altamente saludables a todos los españoles y un claro compromiso del gobierno con impulsar el acceso a dietas saludables".

Una reivindicación de años

Pescadores, mariscadores, mayoristas, pescaderos, acuicultores y conserveros llevan años reivindicando la equiparación de este gravamen a otros productos considerados de primera necesidad, como ya hacen otros países de la Unión Europea.

Sin embargo, lo que se han encontrado es con el rechazo a la propuesta del PP de rebajar el IVA al 4% por parte de la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados en una votación que resultó con 17 votos en contra, 16 a favor y 2 abstenciones.

El sector ha recordado que Podemos y el PSOE fueron los encargados de tumbar esta propuesta en el Congreso, pero que el pasado 20 de abril respaldó el PSdeG-PSOE en el Parlamento gallego.