PROYECTOS

Investigadores asturianos ponen nombres y apellidos a una nueva especie de microalga

Coelastrella cogersae es una especie de microalga verde que ha sido aislada de un vertedero de residuos no peligrosos

Si realizamos una búsqueda en AlgaeBase, una de las fuentes de información sobre la taxonomía de los organismos vegetales que habitan las aguas y mares del mundo, y tecleamos en su buscador “Coelastrella cogersae” no vamos a conseguir que arroje ningún resultado. Esto ocurre porque se trata de una especie recientemente descubierta por investigadores de la Universidad de Oviedo, cuya identificación ha sido propuesta a la comunidad científica recientemente.

El hallazgo se ha producido en una charca en el entorno del vertedero de residuos no peligrosos del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias, de ahí su apellido cogersae, que es como se reconoce a esta nueva especie.

La nueva microalga, agrupada en el género Coelastrella, a las que pertenecen un importante número de algas verdes de la familia Scenedesmaceae, ha sido identificada por su potencial biotecnológico para producir carotenoides, pigmentos con capacidad antioxidante altamente interesantes en la industria farmacéutica y alimentaria.

El hallazgo ha sido publicado en la revista Science of the Total Environment y forma parte de los trabajos que se están desarrollando en el marco del proyecto ReCO2very liderado por la Universidad de Oviedo a través del catedrático, José Manuel Rico.

La identificación de esta nueva especie, como apuntan desde la Universidad, forma parte de uno de los resultados de la tesis doctoral de David Suárez Montes. Para la identificación de la especie, Suárez ha utilizado herramientas moleculares y de cultivo en el laboratorio. El descubrimiento ha contado además con la participación de Yaisel Borrell, del Área de Genética de la Universidad de Oviedo, y José Manuel González, jefe de I+D+i en COGERSA.

El profesor José Manuel Rico explica que, debido a su gran capacidad de adaptación, las microalgas tienen varias aplicaciones industriales, entre ellas la producción de pigmentos para un sector en auge como el nutracéutico. Sin embargo, la escasez de estudios sobre la diversidad y las historias de vida de varios entornos, aconsejan, según indica, la necesidad de más estudios sobre nuevas especies y hábitats.

El trabajo ahora publicado evaluó la diversidad de microalgas en cuerpos de agua de un vertedero de residuos sólidos urbanos en Asturias. Los investigadores consiguieron aislar con éxito un total de 14 cepas de las cuales tres mostraron actividad caretogénica.

Como resultado de la investigación, sus autores han propuesto la clasificación de esta nueva especie la Coelastrella cogersae que, en opinión del profesor Rico, supone "un gran paso adelante tanto en la selección de entornos menos conocidos, como en el descubrimiento de nuevas fuentes de compuestos bioactivos, ya que el estudio podría ser de gran valor para las industrias y los mercados nutracéuticos".

El consorcio de ReCO2very está constituido por seis organizaciones asturianas: INGEMAS (Grupo TSK), COGERSA, NEOALGAE, el Instituto de Ciencia y Tecnología del Carbono (INCAR-CSIC), el Centro Tecnológico de los Materiales (ITMA) y la Universidad de Oviedo.

Referencia:
David Suarez-Montes, Yaisel Juan Borrell, Jose Manuel Gonzalez, Jose Manuel Rico. Isolation and identification of microalgal strains with potential as carotenoids producers from a municipal solid waste landfill. Science of The Total Environment, Volume 802, 2022, 149755, ISSN 0048-9697, https://doi.org/10.1016/j.scitotenv.2021.149755