INVESTIGACIÓN

Investigadores chilenos generan un paquete tecnológico de cultivo de lisa capitán para la producción de botarga

La lisa es una especie eurihalina y euritérmica cosmopolita que habita las aguas de medio mundo

Mugil cephalus

Santiago de Chile 19/01/2021 – La lisa capitán (Mugil cephalus) es una especie de pez eurihalina y euritérmica cosmopolita que habita las aguas de la mayoría de las regiones tropicales y subtropicales del planeta gracias a su capacidad para soportar temperaturas elevadas, salinidades variables.

Su alta capacidad para adaptarse a ciertos niveles de contaminación orgánica por su régimen detritívoro de alimentación y su presencia en puertos le ha granjeado mala fama en algunas zonas. Para otros, sin embargo, la lisa un manjar, como ocurre en las zonas de estero de la costa Atlántica peninsular o del Levante español.

Además de su carne, la lisa esconde en su hueva un manjar, que una vez saladas y secas dan lugar a la botarga y que pueden alcanzar precios superiores a los 100 euros el kilogramo.

Su acuicultura está todavía en una fase muy incipiente, incluso en aquellas regiones donde la lisa capitán tiene una mejor consideración comercial.

En Chile, donde la especie es también considerada de bajo valor, investigadores de la Universidad de Concepción están trabajando en mejorar las técnicas de cultivo intensivo con objeto final de la producción de botarga como nuevo producto comercial del país en asociación con la Federación de Pescadores Artesanales de la Región de Bio Bio.

A través de diversos proyectos que dieron comienzo en 2016, los investigadores han ido mejorando el conocimiento de la especie y recientemente han finalizado el desarrollo de un paquete tecnológico de aclimatación y cultivo para transferir al sector pesquero.

Como parte del proceso de domesticación, primero los investigadores se han dedicado a aclimatar reproductores silvestres a escala experimental para aprender sobre la biología y las técnicas de cultivo de la especie. Posteriormente, los trabajos se destinaron a elaborar protocolos de alimentación, sanitarios, manejo de enfermedades, entre otros.

En una segunda etapa, los investigadores van a trabajar en el estudio endocrinológico y el manejo reproductivo de la especie para mejorar el ciclo biológico completo, mientras que, paralelamente, un equipo multidisciplinario está trabajando en la elaboración de botarga.