INVESTIGACIÓN

Investigadores portugueses crean un yogur enriquecido con organismos unicelulares ricos en DHA

A través de este alimento funcional se podría mejorar la ingesta de Omega-3 del tipo DHA entre los consumidores

Lisboa 29/01/2021 – Investigadores portugueses del CIIMAR y del IPMA han incorporado biomasa de Aurantiochytrium sp, un organismo unicelular marino, en yogures para enriquecerlos con Omega-3 del tipo DHA (ácido docosahexaenoico), proponiendo este suplemento alimenticio como una alternativa más sostenible y ecológica a las necesidades alimentarias de la creciente población humana de estos ácidos grasos esenciales.

Los protistas eucariotas unicelulares como Aurantiochytrium son heterotróficas, es decir, se nutren de otras fuentes de carbono orgánico, al contrario de las microalgas fototróficas que utilizan el CO2 para su crecimiento. En los últimos años ha ganado relevancia gracias a su alta capacidad de crecimiento para producir grandes concentraciones de DHA.

La puesta en valor de este organismo se ha llevado a cabo a través del estudio “desarrollo de un nuevo alimento funcional: lípidos bioactivos en yogures enriquecidos con biomasa Aurantiochytrium sp.” y los resultados se han publicado en Food & Function.

En el estudio, se utilizó yogur desnatado con características sensoriales aceptables y un alto contenido de DHA para lo que solo hubo que incorporar el 2 por ciento de la biomasa de Aurantiochytrium sp. El estudio también permitió evaluar el valor nutricional de este nuevo alimento y determinar su digestibilidad y bioaccesibilidad.

La biomasa de Aurantiochytrium sp (AURA) se cultivó en un fermentador heterotrófico y se liofilizó para mejorar la homogenización de las muestras.

En el estudio también se tuvo en cuenta la biodisponibilidad de los ácidos grasos que se aportan a través de Aurantiochytrium principalmente en forma de triacilglicerol (84%) y, en menor medida en forma de fosfolípidos (16%). Para ello se llevaron a cabo pruebas in vitro de digestión teniendo en cuenta que el 84% de los lípidos aportados en la muestra Aurantiochytrium más yogur fueron de triacilglicerol y 15,75 por ciento de fosfolípidos.

La forma en la que se presentan los lípidos es importante ya que determinan la biodisponibilidad para su absorción intestinal.

En general, como señalan los investigadores, la bioaccesibilidad de los ácidos grasos no fue alta, permaneciendo por debajo del 60 a 70 por ciento, en casi todos los casos. La bioaccesibilidad de ácidos saturados osciló entre 24 y 37 por ciento.

Teniendo en cuenta estos datos lo aconsejable sería una ingesta de 360,7 gramos de yogur con AURA. Dado que se trata de una cantidad excesiva, los investigadores consideran que se puede recomendar un consumo diario de 125 mililitros de yogur AURA, ya que proporciona una gran parte del requerimiento de DHA.

La otra opción pasaría por un aumento de la incorporación de Aurantiochytrium sp hasta del 3 por ciento. Sin embargo, un análisis sensorial preliminar, de detección de sabores desagradables, hace que sea “una elección literalmente intratable”.

La mejora de la bioaccesibilidad de los lípidos en este nuevo alimento funcional sería una mejor manera de aumentar la ingesta de DHA con la misma porción de yogur. Los estudios sobre glóbulos de grasa en yogures enriquecidos con Aurantiochytrium y el pretratamiento de la biomasa antes de su incorporación a la formulación pueden ser puntos de partida para mejorar la bioaccesibilidad.

Referencia:
M. C. Paulo, J. Marques, C. Cardoso, J. Coutinho, R. Gomes, A. Gomes-Bispo, C. Afonso, N. M. Bandarra. The development of a novel functional food: bioactive lipids in yogourts enriched with Aurantiochytrium sp biomass. Food & Function, 2020, 11, 9721-9728. https://doi.org/10.1039/D0FO01884H