CORONAVIRUS

La Comisión Europea eleva a 270.000 euros el límite de ayudas a la acuicultura por Covid-19

La Comisión ha adoptado esta decisión “a la luz de la persistencia y la evolución de la pandemia”

Granja Acuícola en Mar Abierto en España

Bruselas 29/01/2021 – La Comisión Europea ha subido hasta los 270.000 euros el límite de ayuda máxima que los Estados miembros puede conceder a una sola empresa de acuicultura afectadas por la crisis del coronavirus y ha ampliado hasta el 31 de diciembre de 2022 los instrumentos reembolsables.

La Comisión adopta esta decisión “a la luz de la persistencia y la evolución de la pandemia”.

Antes, las ayudas disponibles para sociedades activas en el sector de la pesca y de la acuicultura estaba fijado en 120.000 euros.

Estas cantidades pueden ser combinadas con las llamadas 'ayudas de minimis', que son aquellas que están exentas de ser comunicadas a la Comisión Europea y que son de hasta 200.000 euros para un periodo de tres años (30.000 euros por empresa del sector pesquero y 25.000 euros en el caso de firmas del sector agroalimentario).

También aumenta la parte de costes fijos que podrán ser cubiertos por el Estado en caso de los ingresos empresa que haya sido "especialmente golpeada" por la crisis no sean suficientes. En este caso, se eleva desde 3 millones hasta 10 millones de euros.

Además, Bruselas ha introducido una nueva posibilidad con el objetivo de incentivar el uso de "instrumentos reembolsables" como primera opción para ayudar al tejido empresarial.

Para ello, permitirá a los Estados miembros convertir hasta que finalice 2022 todas las garantías, préstamos o anticipos que haya concedido en virtud de este régimen temporal en transferencias directas, siempre que se cumplan una serie de condiciones.

Por otro lado, la Comisión Europea ha prorrogado de nuevo hasta final de año la flexibilización sobre ayudas públicas a la exportación a corto plazo, que facilita a concesión de forma temporal de estas coberturas estatales también en operaciones en las que ahora no están permitidas, como las dirigidas a Estados Unidos.

En particular, extiende hasta el 31 de diciembre de este año su decisión de eliminar la lista de países de riesgo "negociable" con el objetivo de aumentar la disponibilidad de coberturas públicas de créditos a la exportación tras haber constatado una capacidad insuficiente del sector privado para cubrir "todos los costes justificables económicamente".