ESTUDIO

La acuicultura ante la amenaza del cambio climático

Las consecuencias del Cambio Climático se harán sentir con diversa intensidad y frecuencia en las especies de acuicultura. Las temperaturas extremas (frío y calor) son la mayor amenaza

El cambio climático está produciendo eventos de temperaturas extremas cada vez más frecuentes e intensas. Los peces de acuicultura, a pesar de tener un rango de tolerancia a estos cambios de temperatura, en el futuro se enfrentarán a episodios que alterarán sus ritmos naturales fisiológicos, cambios en el crecimiento, y otras alteraciones relacionadas con la respuesta inmunológica.

Cada especie, e incluso en cada etapa de vida, tiene sus propios rangos de temperaturas ideales. De ahí la importancia de la revisión científica realizada por investigadores alemanes del Centro de Investigación Marina y Tropical de Leibniz y del Instituto Alfred-Wegener en la que se sintetizan los principales trabajo en este campo y los impactos esperados de estas temperaturas extremas, tanto máximas como mínimas, que son inducidas por el cambio climático a todos los niveles y, especialmente, en aspectos como el crecimiento, la reproducción, el comportamiento, el sistema inmune y la supervivencia de las principales especies de acuicultura.

Como señalan, en el futuro será esencial saber cómo los peces enfrentarán los futuros eventos de temperatura extrema inducidos por el cambio climático, junto con otros desafíos ambientales, para comprender los impactos en la acuicultura y la producción pesquera.

En definitiva, para poder tener una mejor aproximación del problema, los expertos recomiendan seleccionar factores estresantes y especies modelo para adelantarse a los escenarios climáticos. De forma particular, también se recomienda realizar investigación sobre los criterios de valoración no letales que induzcan a estrés en peces.

Para adelantarse al futuro, también será importante ir trabajando en el desarrollo de cepas de peces tolerantes al estrés térmico, el cultivo de especies alternativas, nuevos emplazamientos para la acuicultura que se hace en régimen abierto o en mar abierto.

En lo que respecta a las dietas de los peces, se recomienda trabajar en opciones nutricionales que ayuden a controlar el estrés térmico. Un área de investigación poco explorada entre los grupos de investigación. Según los autores del estudio, la aplicación de ingredientes complementarios podría ayudar a mitigar los efectos sobre los peces del estrés inducido por el cambio climático.

Otro aspecto a destacar del estudio es que la mayoría de las investigaciones sobre los efectos del cambio climático se han realizado en especies americanas y europeas, existiendo un gran vacío de conocimiento sobre especies de acuicultura de interés en Asia, el principal proveedor mundial de productos del mar.