DOCUMENTOS

La acuicultura española presenta su compromiso con la transparencia y la sostenibilidad

La Memoria de Sostenibilidad de la Acuicultura española es un documento de información a la sociedad de calidad de los productos, y también, de la sostenibilidad medioambiental, social y económica

Las empresas asociadas a APROMAR han plasmado en una Memoria de Sostenibilidad su compromiso de futuro con la sociedad española en el desempeño por producir alimentos nutritivos, tomando como referencia los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Un documento público que recoge en sus 69 páginas información de utilidad para que los consumidores adquieran los prooductos de la acuicultura de manera responsable y conociendo los valores de esta actividad para que puedan adquirir hábitos nutricionales saludables por su calidad, y también por su sostenibilidad medioambiental, social y económica.

El escenario, las inmediaciones de la granja acuícola de Illana, en Guadalajara, una ubicación nada casual ya que se ha buscado este entorno expresamente para ejemplarizar el papel de la acuicultura como motor socioeconómico de la España Vaciada.

Como ya fuera informado por misPeces, la presentación de la Memoria de Sostenibilidad fue online a cargo del gerente de APROMAR, Javier Ojeda, y del coordinador de los trabajos, Juan Manuel Fernández Aldana.

Con la visión puesta en 2030, la Memoria se actualizará cada dos años mostrando el cumplimiento y el desempeño de las empresas del sector en el plano medioambiental, social y de producto.

Cada área que aborda de manera específica muestra los aspectos clave de la sostenibilidad y se apoya en la categorización de índices de sostenibilidad. Así, en el área general, valora el nivel de transparencia comunicativa y excelencia en la gestión empresarial. El área de impacto medio ambiental mide los efectos de la práctica acuícola en su entorno desde diferentes perspectivas; mientras que el área de bienestar animal, se preocupa de cómo los peces se encuentran en las instalaciones.

La implicación de la actividad en la creación de empleo de calidad, en la igualdad de género y el desarrollo de las áreas rurales es analizado desde el área de impacto social.

Un punto importante para alcanzar la sostenibilidad está en los alimentos que reciben los peces de granja. Por eso, se destina un área de alimentación de peces cultivados donde se trata la sostenibilidad y eficiencia de las materias primas empleadas. En su compromiso por mejorar la sostenibilidad en este aspecto tan sensible está el seguir reduciendo la dependencia de materias primas marinas de origen extractivo y mejorar la eficiencia de todas.

Finalmente, el área comercial y de producto se encarga de garantizar el compromiso de las empresas con la calidad y frescura de éstos.

Para apoyar a APROMAR en esta presentación el acto contó con la participación de la subdirectora general de acuicultura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Carola González Kessler que felicitó al sector empresarial y señaló que esta Memoria marca un “buen comienzo” sentando las bases fundamentales hacia una mayor sostenibilidad a través de su estructura, los puntos que toca, la transparencia y el compromiso de mejora.

María del Mar Agraso, Memoria Sostenibilidad

María del Mar Agraso, directora técnica del Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía (CTAQUA) intervino para mostrar cómo la acuicultura, se desarrolla como fuente de alimentos segura a nivel nacional gracias a la aplicación de la innovación como motor de crecimiento.

Por su parte, desde un plano gastronómico y nutricional, el evento contó con Mari Carmen Vélez, perteneciente a la Asociación de Mujeres en Gastronomía que aportó claves para mejorar el consumo de pescados y mariscos a través de elaboraciones sabrosas.

Andrea Calderón, de la Sociedad Española Dietética y Ciencia de la Alimentación (SEDCA), explicó que los peces de acuicultura son fuente de salud para nosotros y para el planeta y, por eso, cada vez se le da mayor peso en el sistema de producción de alimentos. Es así, explicó, porque el pescado de acuicultura es fresco, local y de temporada con bajo impacto medioambiental.

El pescado es clave en el patrón de dieta Mediterránea que además forma parte de nuestro acervo sociocultural y por eso, como señaló, debe ser consumido con frecuencia y variando entre especies, entre 3 y 5 raciones a la semana.

Para finalizar su exposición, la nutricionista mostró la evidencia científica de que la alimentación con peces y mariscos está recomendada a cualquier etapa de la vida y para todos ya que es esencial en el crecimiento y desarrollo cognitivo de los más pequeños, pero también de los adultos. Es importante en el embarazo y la lactancia pues suple con nutrientes esenciales y de alto valor biológico.

Aquellos interesados en acceder la Memoria de Sostenibilidad pueden hacerlo desde el enlace de abajo.