EMPRESAS

La cría de esturión mantiene viva la España vaciada

La acuicultura es una actividad con gran potencial en las cuencas hídricas españolas de interior que permiten asentar población

La pequeña aldea de Higuera, perteneciente a Arcos de las Salinas en la provincia de Teruel tiene cuatro vecinos permanentes, entre los cuales hay uno que es trabajador en activo, además lo hace en la piscifactoría de esturiones de Escaleruela.

Este es un ejemplo de las decenas que se pueden hacer sobre cómo la acuicultura puede mantener la población activa en la España vaciada.

Hasta hace poco, el criadero de truchas del barrio de La Escaleruela de Sarrión había estado cerrado. Hace cinco años, fue adquirido por capital ruso-israelí para dedicarse a la producción y comercialización de 400 toneladas al año de carne de esturión.