REVISIÓN CIENTÍFICA

La importancia de los probióticos en acuicultura continental. Estas son las claves

Grecia 30/12/2021 | Los beneficios están bien documentados, lo que anima a seguir investigando

Los beneficios del uso de probióticos en acuicultura continental son diversos y están bien documentados y usados en cantidades adecuadas tanto en el pienso como en el medio de cultivo ayudan a mejorar la salud de los peces y mariscos y reducir el impacto ambiental.

Existe una amplia bibliografía científica que aborda el uso de probióticos en acuicultura en la última década que apunta a determinadas bacterias, levaduras y microalgas como claves en la mejora de los sistemas de cultivo.

Toda esta información ha sido recogida por un grupo de investigadores griegos para ser publicada recientemente en la revista científica Fishes. Entre las ventajas más destacadas, los probióticos ayudan a mejorar la sostenibilidad y rentabilidad de las granjas gracias a una mejor digestión y conversión del alimento. También contribuyen positivamente a la profilaxis de los cultivos y a una mejor salud de los peces y mariscos.

Según los datos recopilados por los investigadores, el uso de probióticos permite reducir el amoniaco en un cultivo un 50,7%, mejorar la tasa de crecimiento específica un 17,1% y reducir la tasa de conversión de alimento en 10,7% de determinados cultivos continentales.

Los microorganismos más empleados en acuicultura continental como probióticos son: Bacillus spp, bacterias de ácido láctico, Lactobacillus sp, Enterococcus sp y la levadura Saccharomyces cerevisiae, que bien se pueden emplearse diluidos en el agua de cultivo o incorporados en el alimento de los peces, como mezcla simple o múltiple.

El uso de probióticos ayuda a reducir el uso de terapias químicas y mantener la salud intestinal a buen nivel.

Gracias al uso de probióticos, se pueden desarrollar dietas con fuentes de proteína alternativas que reemplacen ingredientes como la harina de pescado por otras más sostenibles como, por ejemplo, la harina de insecto.

Una buena digestión del alimento ayuda a absorber los nutrientes de una forma más eficaz y reduce el desarrollo de problemas patológicos intestinales.

Teniendo en cuenta que los alimentos y los desechos de los peces son dos de los parámetros que más huella ambiental dejan en el ecosistema, se puede decir que los probióticos son una herramienta potente para reducir este impacto.

En este sentido, animan a seguir investigando cuáles son las causas que hay detrás de esta mejora cuando se emplean estos microorganismos. Por ejemplo, en la calidad del agua, estudiando como se reduce el nivel de amoniaco, de fósforo o la carga orgánica de los alimentos no ingeridos. El mayor conocimiento, añaden, permitiría desarrollar protocolos de tratamiento con probióticos los cultivos para minimizar el impacto ambiental de la acuicultura.

Referencia:
Nathanailides, Cosmas, Markos Kolygas, Konstantina Choremi, Theodoros Mavraganis, Evangelia Gouva, Kosmas Vidalis, and Fotini Athanassopoulou. 2021. "Probiotics Have the Potential to Significantly Mitigate the Environmental Impact of Freshwater Fish Farms" Fishes 6, no. 4: 76. https://doi.org/10.3390/fishes6040076