INNOVACIÓN

La mejora genética y el aprendizaje automático aplicados a la conversión de alimento permiten mejorar la eficiencia ambiental

Noruega 26/01/2022 | Seleccionar peces que convierten mejor el alimento ayuda a reducir hasta un 7% la huella ambiental de la acuicultura

Cada vez que un programa de mejora genética en acuicultura mejora la eficiencia del crecimiento al reducir el tiempo de cultivo de una especie, los resultados se reflejan en la cuenta de la empresa y en el medio ambiente. La mejor forma de contribuir al medio ambiente es a través de la mejora de la eficiencia en la conversión del alimento en carne de pescado, ya que es bien sabido que los piensos representan entre el 50% al 70% de los costes según la especie y la tecnología de cultivo que se emplee. También representa el 85% de la huella de carbono.

Se calcula que, en la salmonicultura noruega, una mejora de la tasa de conversión de alimento de 10% representa ahorros de aproximadamente 190 millones de euros al año y una disminución de la huella de carbono de 7%.

Hasta ahora, la mejora genética se ha enfocado a producir peces que crecen más rápido, pero sin saber realmente si son más eficiente en el consumo de alimento.

Gracias al avance de las nuevas tecnologías de aprendizaje automático y los algoritmos de aprendizaje profundo medir la ingesta y correlacionarla con el crecimiento es más fácil y económico que las radiografías de rayos X tradicionales. Estas nuevas tecnologías permiten obtener datos confiables que calculan lo que sucede si se seleccionan peces que crecen a tasas normales, pero con un requerimiento menor de alimento.

La primera aproximación a la aplicación de estas tecnologías la han llevado a cabo investigadores noruegos de NOFIMA en colaboración con Mowi, el principal productor de salmón Atlántico del mundo. En primera instancia se ha tratado de pruebas experimentales en sistemas RAS en los que se han usado piensos extruidos con marcadores radiopáticos. Después de tres generaciones, y usando una estimación conservadora, la tasa de conversión alimenticia se puede mejorar en 10%. No obstante, como recuerdan, se trata de datos experimentales que deben ser trasladados a granjas comerciales en mar abierto.

Te puede interesar