especiales Apromar

La producción piscícola española cae en 2020, aunque se espera un mejor 2021

Cae la producción de las principales especies de cultivo piscícola, así como las siembras para las cosechas de los próximos años

La producción piscícola española ha caído de manera considerable respecto a años anteriores al registrar volúmenes de producción de 41 911 toneladas en 2020, un -22,3% menos que en 2019. El peor resultado lo ofrecen los volúmenes de dorada que, con 6 588 toneladas cae, -53,3% respecto al año anterior y a niveles de 25 años. En el contexto Mediterráneo esta caída representa una anomalía ya que en 2020 la producción fue de 278 199 toneladas, un 7,2% más que en 2019. El valor de primera venta fue de 1 251,9 millones de euros.
 
Así lo destaca el informe anual de la patronal acuícola APROMAR que cada año recopila los datos oficiales de producción con el objetivo de analizar, contextualizar y dar difusión a la información.
 
La lubina europea (Dicentrarchus labrax) se sitúa un año más como la especie más producida con 21 709 toneladas, seguida de la trucha arcoíris 19 400 toneladas. En valor, la producción total, incluido el mejillón con 307 168 toneladas alcanza en primera venta los 510,9 millones de euros.
 
La trucha arcoíris, aunque se estancó en 19 400 toneladas, es la única que al menos no cae de las grandes especies piscícolas y creció en volumen 0,5%. Las principales regiones productoras son Castilla y León, Galicia, Andalucía, Cataluña, La Rioja, Castilla La Mancha, Asturias y Aragón.
 
De rodaballo se produjeron 7 681 toneladas, un -5,6% menos que en 2019. Galicia fue la única región española en producir esta especie.
 
La corvina, a pesar de ser una especie que ha tenido altibajos productivos parece estar llamada a convertirse en una especie importante. En 2020 se produjeron 4 925 toneladas, un 35,9% más que en 2019. Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía fueron las regiones productoras.
 
En el área mediterránea ya se producen 44 688 toneladas de corvina de acuicultura, un 8,2% respecto al año anterior.
 
Otra de las grandes apuestas de la acuicultura nacional, el lenguado, cayó a las 620 toneladas, un 24,2% menos que en 2019. Sin embargo, para este año se espera que esta producción crezca de manera considerable, hasta las 1 200 toneladas, un 64,5% más.
 
El pasado año fue anómalo dentro de la serie histórica que se venía observando en la acuicultura española. Los episodios climáticos y epimediológicos ocurridos tanto en 2019 como en 2020 provocaron pérdidas considerables de la producción de 22,3% respecto a periodos anteriores.
 
La Comunidad Valenciana sigue encabezando el ranking de regiones con mayor producción de peces con 16 353 toneladas; seguida de Canarias, 7 489 toneladas; Galicia, 7 999 toneladas; Andalucía 5 195 toneladas; Región de Murcia 4 805 toneladas; y Cataluña, 70 toneladas.
 
Por especies y regiones, la producción de dorada se reparte de la siguiente manera: Comunidad Valenciana, 2 668 toneladas, el 40,5% del total. Le sigue Canarias con 1 893 toneladas, 28,7% del total; Región de Murcia, 1 017 toneladas, 16,8%; y Andalucía, 920 toneladas.
 
La producción de lubina cayó un 20,6% respecto a 2019. En la Comunidad Valenciana se produjeron 8 508 toneladas, 39% del total; Canarias 5 596 toneladas, 26% del total; Andalucía 3 950 toneladas, 18%; y Cataluña 70 toneladas, 0,3%. En el Mediterráneo la producción se situó en 228 506 toneladas, un 6% menos respecto al año anterior y un valor en primera venta de 1 142,5 millones de euros.
 
Un indicador de cómo serán las futuras producciones es el consumo de pienso en 2020. Según los datos aportados en el informe éste se situó en 93 881 toneladas, un 36,1% menos que en 2019. El 82,9% se destinó a alimentar peces marinos y el 17,1% restante a peces continentales, principalmente trucha arcoíris.
 
Otro indicador son las siembras de juveniles, ya que hasta que alcancen la talla de cosecha se deben esperar varios ejercicios. De dorada se sembraron 16,29 millones de unidades, un -46,6% menos que el año anterior. La producción de juveniles se concentró en los criaderos de la Comunidad Valenciana, 63% del total; Cantabria, 25%; y Andalucía, 12%.
 
Las siembras de juveniles de dorada en el Mediterráneo, incluida Turquía el mayor productor, se estima que estará en las 641 144 millones de unidades, un -8,6% menos respecto a 2019.
 
La producción de lubina alcanzó los 46,3 millones de unidades, lo que representa una caída de -17,9% respecto al año anterior. Baleares produjo el 79% de los juveniles; seguida de Comunidad Valenciana, 11%; Andalucía 8%; y Cantabria 2%.
 
La producción de juveniles de lubina en el Mediterráneo, incluida Turquía asciende a 541 millones de unidades, un 13,5% menos que en 2019.
 
La producción de juveniles de rodaballo se situó en 7,78 millones de unidades.