ENERGíAS MARINAS

Las eólicas marinas ya cuentan con hoja de ruta. Se abren opciones a la acuicultura offshore

Madrid 15/12/2021 | El Consejo de Ministros pone en marcha la Estrategia para liderar la generación de energía eólica marina en la Unión Europea

El gobierno de España ha puesto en marcha la hoja de ruta de las eólica marina y energías del mar para hacer del país “un referente europeo de estas tecnologías”. Presentado en el Consejo de Ministros por el Ministerio de Transición Ecológica, esta guía busca potenciar el liderazgo industrial español en energías renovables y fijar un objetivo de generación de 3GW de eólica flotante en 2030, el 40% de la meta europea de disponer de 7 GW instalados para esa fecha.

Para alcanzar este objetivo, la hoja de ruta se ha dotado con 200 millones de euros hasta 2023 que servirán para reforzar las plataformas de ensayo y ofrecer los mejores bancos de pruebas de nuevas tecnologías, según informan desde el Ministerio.

La estrategia de despliegue de aprovechamiento energético de los recursos marinos prestará especial atención a la tecnología eólica, donde España es líder tanto en fabricación de equipos, ya que dispone del 90% de la cadena de valor, como en producción de electricidad.

A pesar de esto, la eólica marina apenas se ha desarrollado por la elevada profundidad de las aguas territoriales para proyectos con cimentación fija, inviable a partir de 50 metros de profundidad.

La Estrategia buscará un “despliegue ordenado” de las instalaciones en aguas territoriales, de modo que sea respetuoso con el medio ambiente, compatible con otros usos y actividades, entre ellas, las acuícolas, y se aproveche el mejor conocimiento del medio ambiente.

La Estrategia también estudiará el potencial de las energías de mareas y olas en fase precomercial.

De las 27 soluciones flotantes que hay en el mundo para los aerogeneradores, siete son españolas, esto significa que será más fácil para liderar consorcios que busque adherir la acuicultura a estos sistemas de obtención de energía, y de esta manera, generar sinergias entre ambos sectores sin entrar en conflicto con tras actividades más sensibles cmo el turismo o la pesca.

Sin embargo, como ya informó al respecto misPeces, este tipo de tecnologías es más complicada de desarrollar que las tradicionales fijadas al fondo del océano. La península Ibérica, contando España y Portugal, tienen una capacidad parar generar entre 11000 y 22000 gigavatios. El objetivo actual del gobierno es alcanzar los 3 GW.

Al ser parques alejados de la costa se triplica la capacidad para generar energía. En el caso de la acuicultura permite a los productores de gozar de aguas con calidad oceánica, reducir el riesgo a enfermedades y mayor dispersión del alimento no consumido y las heces.