MEDIO AMBIENTE

Los ecosistemas marinos como sumideros de carbono azul más allá de los manglares

Edimburgo 12/11/2021 | Los manglares son interesantes ecosistemas costeros como sumideros de carbono azul, pero no son los únicos

El mundo necesita tomar acciones urgentes para reducir la huella que los humanos dejamos en el planeta. Una solución pasa por mirar hacia los océanos y tomar nota de las potencialidades de los ecosistemas marinos como sumideros de carbono azul. ¿Se está haciendo? La respuesta es, parcialmente.

A pesar de que se está tomando conciencia de la importancia de los manglares y otros ecosistemas costeros por su capacidad para capturar y almacenar dióxido de carbono, no se están teniendo en cuenta todos. Los ecosistemas marítimos como los manglares absorben dióxido de carbono y lo entierran  a tasas mucho mayores que las selvas tropicales. No obstante, todavía hay cierta ceguera al respecto de todo lo que los océanos nos pueden ofrecer si queremos limitar el calentamiento global a 1,5ºC como es el objetivo de las Naciones Unidas.

Las distintas medidas y políticas que se están tomando no están todavía observando la evidencia científica al respecto del importante papel todos los ecosistemas marinos que intervienen en el secuestro de carbono y que van a tener un importante pael en el futuro para reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Coincidiendo con la cumbre del clima de las Naciones Unidas, la COP26, que estos días ha tenido lugar en Glasgow, el Foro Scottish Blue Carbon en colaboración con Marine Scotland y la Universidad de St Andrews ha organizado de forma paralela la Conferencia Blue Carbon. Esta conferencia, que se está celebrando tanto de forma presencial como online, busca concienciar sobre la importancia de contar con la evidencia científica para desarrollar iniciativas políticas y de gestión eficaces de carbono azul.

El encuentro concentrará una audiencia internacional, en la que también estarán presente delegados de la propia COP26. Durante los dos días de celebración del evento, los delegados abordarán cuestiones científicas y políticas asociadas al desarrollo de carbono azul en un contexto de emergencia climática global a través de charlas, talleres y debates.

Las presentaciones se expondrán casos de estudio. Uno de ellos es el descubrimiento de la pradera de algas marinas más grande del mundo en Bahamas.

También se pondrá de manifiesto la importancia de estimar el tamaño del sumidero mundial de carbono orgánico del fondo marino y los mecanismos que impulsan el entierro y el almacenamiento de carbono.

Las macroalgas también pueden ser importantes sumideros de carbono orgánico particulado, de ahí que durante la conferencia se le preste especial atención a las potencialidades y oportunidades que ofrecen.

Esta conferencia es importante para avanzar en la investigación de soluciones de sumideros de carbono azul, para que la información llegue hasta las políticas de mitigación del cambio climático y se conecten e incluyan en el comercio del mercado de carbono.