INNOVACIÓN

Los lodos de la trucha de acuicultura son un buen fertilizante para el cultivo de lechugas

Investigadores noruegos experimentan un sistema de cultivo acuapónico desacoplado de truchas y lechugas

El cultivo acuapónico consiste en combinar en un mismo sistema peces y vegetales de manera que los nutrientes generados por los primeros son aprovechados por las plantas. Esto, que en principio parece sencillo de ejecutar, en la práctica todavía no está plenamente logrado e implica el uso de muchos recursos tecnológicos y una alta cualificación del personal.

Pero la teoría dice que los desechos generados por la actividad acuícola contienen minerales y fertilizantes orgánicos de alto valor para su uso agrícola que no deben ser desaprovechados. Lo que ocurre es que quizá deban aprovecharse desacoplando los sistemas como proponen investigadores de la Universidad de Agder, en Noruega.

En una prueba a pequeña escala los investigadores demostraron que es posible cultivar lechugas en un sistema hidropónico con lodos pretratados de la cría de truchas marrones (Salmo trutta) siempre y cuando los desechos sean sometidos a una digestión aerobia.

Según los resultados obtenidos por los investigadores, se pudo recuperar el 90% de los lodos después del tratamiento para obtener un buen desempeño de las lechugas, incluso al mismo nivel que las cultivadas bajo fertilización estándar.

En este sentido, los investigadores destacan que el 90% de las cabezas de lechuga cosechadas alcanzaron o excedieron la talla comercial de 150 gramos después de cinco semanas.

En lo que respecta al magnesio y manganeso se encontró que el contenido de las hojas de lechuga cultivadas con el fertilizante obtenido de los lodos de los peces fue menor que con fertilizante convencional.

Curiosamente, destacan los investigadores, el consumo de agua fue de 7,3 litros por cada kilogramo de lechuga cultivada con el lodo del pescado, lo que es “sustancialmente” menor que el de la lechuga convencional.

Por otra parte, en la lechuga cultivada con lodos pretratados se encontraron niveles de cadmio, plomo y zinc cerca de las concentraciones máximas permisibles, lo que indica que los metales pesados deben ser monitorizados cuando lo que se busca es cultivar vegetales para consumo humano.

Los investigadores consideran recomendable la degradación aerobia de los lodos tanto en un sistema acuapónico integrado o para su uso hidropónico en el caso de la acuaponía desacoplada.

Referencia:
Ezziddine, M.; Liltved, H.; Seljåsen, R. Hydroponic Lettuce Cultivation Using Organic Nutrient Solution from Aerobic Digested Aquacultural Sludge. Agronomy 2021, 11, 1484. https://doi.org/10.3390/agronomy11081484