EMPRESAS

Riofrío reproduce sus primeros esturiones Beluga, para producir el caviar más codiciado del mundo

La empresa, Caviar de Riofrío, se ha marcado como misión recuperar la especie para los ríos de la península Ibérica

El equipo de biólogos y veterinarios de Caviar de Riofrío, ha logrado el nacimiento de esturiones Beluga (Huso huso) en cautividad. Se trata de un hito para la historia de esta emblemática empresa y para esta especie prácticamente extinta en la naturaleza. Su caviar es uno de los más codiciados a lo largo y ancho del mundo.

Los peces reproductores, de más de 20 años y cerca de 100 kilos de peso, son los procedentes de una granja acuícola que Hisparroz tiene en la provincia de Sevilla. La operación de compra de los esturiones de las especies Beluga y Osetra superó el medio millón de euros. La finalidad era recuperar el ciclo de vida del esturión tal y como vivía en los ríos de la Península Ibérica, entre ellos, el Guadalquivir.

Los peces tras una exitosa adaptación a la prístina agua de la Sierra Gorda de Loja han logrado reproducirse. Para ello, los biólogos de Caviar de Riofrío han realizado reproducción artificial, recogiendo el semen y las huevas más fértiles.

Los peces ya están siendo alimentados con pienso ecológico. Cuando cumplan 15 años, a través de una ecografía se diferenciará los machos y a las hembras. Y éstas, a partir de los 20 a 25 años, podrán producir el codiciado caviar Beluga.

Carlos Cadenas, consejero delegado de la firma, ha celebrado el hito para Caviar de Riofrío y ha indicado al respecto que ser capaces de reproducir la especie Beluga en cautividad, además de ser una nueva vía de negocio, cumple con la misión de recuperar el ciclo de vida de los esturiones, tal y como vivían en la Península Ibérica. Significa, señala, “compensar las pérdidas acaecidas tras la riada de 2018, cuando se perdieron más de 11.000 ejemplares”.