PROYECTOS

SANIPES estudia la reclasificación de las zonas de producción de concha de abanico

Esta entidad sanitaria pesquera es la encargada de verificar el cumplimiento de las normas de seguridad alimentaria de la concha de abanico que se exporta a la Unión Europea

Lima 29/04/2021 – El Organismo de Sanidad Pesquera peruana, SANIPES, adscrito al Ministerio de la Producción va a reevaluar la categoría sanitaria de 9 áreas de producción en la bahía de Sechura para ver si estas se ajustan a la clasificación tipo A, la cual no necesita depuración si el producto es destinado a la exportación a la Unión Europea.

Según señaló al respecto SANIPES, el estudio de 14 meses de duración, tiene por objetivos identificar las fuentes de contaminación que impactan en las zonas de producción, determinar la dilución y dispersión de estos contaminantes que aún se vierten a esta zona. También se evaluará la condición sanitaria del agua de mar y la de los moluscos bivalvos vivos, además de evaluar las corrientes marinas superficiales y de fondo.

El ministro de Producción, José Luis Chicoma señaló que se trata de un “importante proyecto que logrará mantener el comercio de moluscos bivalvos cumpliendo con las normas sanitarias nacionales e internacionales”.

Por su parte, el presidente ejecutivo de SANIPES, Johny Marchán destacó que los estudios “cumplirán con rigurosidad los métodos técnicos y científicos e integrarán sus resultados para realizar análisis de riesgo, lo cual permitirá actualizar la clasificación sanitaria de cada una de las áreas de producción, la condición de la zona de amortiguamiento, la identificación de posibles áreas de depuración y la carga de moluscos bivalvos, entre otros.

Finalmente, la viceminisitra de Pesca, Úrsula León señaló que, se prevé que el resultado del proyecto “garantice” la extracción y comercialización de concha de abanico en los próximos 6 años; permita la apertura de nuevos mercados y que entidades públicas y privadas involucradas en la actividad económica renueven esfuerzos para mejorar la gobernanza en la Bahía de Sechura y hacer que esta actividad económica “sea sostenible en el tiempo”.

La concha de abanico o vieira es uno de los recursos acuáticos más valiosos de esta zona del país de los que se benefician directamente 6 250 personas. Entre 2015 y 2020 según datos de SANIPES se extrajeron aproximadamente 50 000 toneladas de concha de abanico procedente de 151 centros de cultivo habilitados sanitariamente.