INNOVACIÓN

¿Sardina de pesca o de acuicultura? Una degustación en Portugal arroja las primeras claves

La sardina de acuicultura podrá ser pronto una realidad si se consigue mejorar las dietas para la especie

La sardina europea (Sardina pilchardus) de acuicultura gusta, y en un futuro, podrá ser una realidad comercial gracias a la contribución que están haciendo a su domesticación los científicos de la Estación Piloto de Piscicultura de Olhão (EPPO), del Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera (IPMA).

Una degustación llevada a cabo en agosto en el marco del proyecto Mar2020 Diversiaqua evidenció que, aunque queda trabajo por hacer, los comensales de una cata a ciega destacaron el sabor y firmeza de la sardina de acuicultura. Según los datos, cuando la sardina se come con piel, para el 60% de los comensales es mejor la de pesca por sus atributos de sabor y jugosidad, frente al 29%. A los que prefieren consumir la sardina sin piel les gusta. más la de acuicultura.

Los investigadores del proyecto atribuyen esta preferencia por las sardinas de pesca a que, cuando se consumen con piel, tienen menos escamas. Entre los consumidores que les gusta la sardina sin piel la preferían porque ésta “salía con mayor facilidad”.

Gustos aparte, señalan los investigadores, gracias a este proyecto y los trabajos que se están realizando en esta Estación Piloto, pronto se contará con protocolos de cultivo aplicables al sector productivo, “especialmente a la industria conservera”.

La degustación contó con la presencia de la Secretaria de Estado de Pesca, Teresa Coelho, el presidente de la Cámara Municipal de Olhão, equivalente al alcalde, Antonio Pina, la vicerrectora de la Universidad de Algarve, Alexandra Teodosio, entre otros cargos públicos de relevancia, así como productores del sector pesca y acuicultura del país.

Avances en la domesticación de la sardina europea

Mientras tanto, los trabajos siguien avanzando en la Estación Piloto de Piscícultura de Olhão, como pionera en el cultivo y desarrollo de dietas experimentales para esta especie.

La Estación mantiene en sus instalaciones un importante lote de reproductores de sardina silvestre, y ya han conseguido cerrar el ciclo en cautividad dos veces, contando con la F2.

Poco a poco se han ido realizando avances, sobre todo en lo que respecta a la mejor alimentación. Primero, como ya se informó en misPeces, se empezó proporcionando pienso de dorada. Sin embargo, los científicos observaron que se producía mucha acumulación de grasa.

Las primeras observaciones apuntan a que la sardina es capaz de convertir el ácido linolénio en Omega-3 del tipo eicosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA), como ocurre con los salmónidos.