CORONAVIRUS

Si Europa quiere ser autosuficiente en el suministro de productos acuáticos tiene que hacer crecer su acuicultura

La Unión Europea se prepara para que la etapa post-Covid19 acelere la digitalización y la implantación de tecnología

Doradas en jaulas flotantes del Mediterráneo

Bruselas 24/09/2020 – Nunca estuvo tan claro que si se quiere mejorar la seguridad alimentaria y la autosuficiencia de productos acuáticos hay que hacer crecer la acuicultura de la Unión Europea y, para ello, son necesarias mas licencias y un mayor grado de aceptación social de la acuicultura.

La era post-Covid-19 no puede hacernos volver al punto de partida. Durante este periodo ha sido fundamental el papel de las organizaciones sectoriales a nivel regional y nacional, al menos, así ha defendido la Plataforma Europea de Innovación en Acuicultura (EATiP) las posibilidades del sector acuícola durante las jornadas “El papel de la bioeconomía en la Unión Europea después de la recuperación de COVID”, un webinar en el que la Plataforma participó para aportar su visión sobre cómo implementar de manera eficaz acciones y soluciones concretas para una rápida recuperación en toda Europa.

Durante este tiempo, además, las granjas acuícolas han visto cómo se ha complicado la gestión.

La Plataforma considera como muy importante facilitar el acceso a la tecnología. Las grandes compañías acuícolas, principalmente productoras de salmón Atlántico, han acelerado la implantación de la acuicultura de precisión y digitalización, automatizando los procesos y las operaciones remotas, y están subcontratando servicios especializados de alta tecnología.

Por su parte, las innovaciones de inteligencia deben adaptarse a las necesidades de las empresas mas pequeñas, por ejemplo, las de moluscos, que, a falta de recursos, tienen mayor dificultad para acceder a este tipo de tecnologías y financiación. En este caso, el papel de las organizaciones y agrupaciones se hace más necesario para vincular las empresas con los mecanismos de financiación, herramientas de innovación y personal competente. La complejidad a nivel de la Unión Europeo del marco normativo, las políticas de apoyo y el acceso de la financiación “está perjudicando a las pequeñas empresas, que son la columna vertebral de la acuicultura europea”.

Entre los aspectos a tener en cuenta, es importante mejorar la trazabilidad y la transparencia a lo largo de la cadena de valor con un mayor enfoque en los estándares de higiene y salubridad.

También es importante avanzar en nuevos sistemas de producción que sean más competitivos y ambientalmente mas sostenibles. Por ejemplo, los Sistemas de Recirculación en Acuicultura (RAS, por sus siglas en inglés) o las granjas oceánicas en mar abierto.

En el ámbito de los alimentos para acuicultura debe acelerarse el desarrollo de nuevos ingredientes para que los piensos sean mas sostenibles y puedan producirse localmente para evitar futuras interrupciones logísticas de materias primas traídas desde largas distancias. En este caso, las nuevas biotecnologías pueden potenciar esta aceleración, siempre que estén reguladas con base científica.

Un aspecto muy importante es que la acuicultura sea reconocida como parte integrada del sistema alimentario, mejorando las sinergias en, por ejemplo, el uso de subproductos, piensos, etiquetas ecológicas, regionales y de calidad, productos básicos, implementación de la economía circular y la ecología industrial, uso de objetivo sociales y ambientales comunes.

La acuicultura, como defienden, “es una parte importante del Plan de la promoción del futuro plan de agro-ecología de la UE.