EMPRESAS SKRETTING

Skretting mantiene su compromiso con la comunidad en tiempos de crisis

La compañía refuerza sus acciones solidarias con el Banco de Alimentos y la hostelería de Burgos

Madrid 21/12/2020 - Skretting, líder mundial en producción de dietas para la acuicultura con sede en Cojóbar, provincia de Burgos, ha logrado, a pesar de la pandemia, mantener a pleno rendimiento sus operaciones durante la temporada alta del sector, de mayo a finales de octubre, y ha ayudado a los que están más cerca a través de diversas colaboraciones con entidades locales y con el sector hostelero de la provincia.

Pedro Ramos, director general de Skretting España y Sur de Europa, destaca “la labor encomiable de todos para lograr mantener la actividad al nivel habitual y con las máximas garantías de seguridad para todos los trabajadores de la planta. Desde el compromiso y responsabilidad de los trabajadores y su ejemplar adaptación, a la extraordinaria respuesta de toda la cadena de distribución, incluidos los transportistas, gracias a los que no hemos tenido desabastecimiento de materias primas en ningún momento”.

“People First, las personas primero, esta es nuestra visión” explica Sonia Fajardo, directora de recursos humanos de Skretting España y Sur de Europa. “Somos una empresa socialmente responsable en todos los ámbitos, con nuestros trabajadores y sus familias, con la comunidad en la que operamos y con los más desfavorecidos, por eso estamos desarrollando varias líneas de actuación para poder estar más cerca de todos ellos, a pesar de la distancia”.

Comprometidos con las necesidades que está generando la pandemia, Skretting ha decidido marcar un nuevo hito en la colaboración con el Banco de Alimentos de Burgos ampliando su aportación con motivo de las fechas navideñas con alimentos por un valor de 23.000 euros, que se suman a los 30.000 euros donados durante el estado de alarma. Esta nueva contribución corresponde a 20.000 euros cedidos por la empresa y a 3.000 euros recogidos por los propios trabajadores a través de una colecta interna. Además, durante la primera ola, la compañía participó en la iniciativa desarrollada por la Confederación de Asociaciones Empresariales de Burgos (FAE) de aportación a la compra de Equipos de Protección Individuales (EPIs) para el personal sanitario del Hospital Universitario de Burgos (HUBU) y ha ofrecido sus instalaciones a las autoridades sanitarias en caso de ser necesarias para realizar test de cribado en la zona.

Seguros y cerca, a pesar de la distancia

Cuando comenzó la pandemia, Skretting estableció como prioridad la seguridad de sus trabajadores, adaptando los turnos, potenciando la desinfección, nombrando rastreadores, facilitando la conciliación y el teletrabajo y ofreciendo medios técnicos y de movilidad. “Se alquilaron coches para todos los que no disponían de vehículo propio, en todo momento hemos velado por la seguridad de nuestros trabajadores sin reparar en costes, su salud y la de los suyos ha sido siempre nuestra prioridad”, apunta Sonia Fajardo.

De cara a la Navidad, desde Skretting se ha decidido conservar su tradicional cena con los 165 trabajadores, aunque será la primera vez, después de 37 años, en la que no compartirán mesa, adoptando la fórmula “A pesar de no estar juntos, estar unidos”. Así es como han llamado a su campaña, a través de la cual enviarán a cada trabajador una caja con una cena preparada para cuatro personas, con productos de la zona y elaborada por proveedores y hosteleros locales, en colaboración con el grupo cárnico Arcecarne y el restaurante La Fábrica, del reconocido chef Ricardo Temiño. Así, desde Skretting, logran un doble objetivo con esta acción, además de compartir menú entre todos sus empleados la misma noche, colaboran con el comercio local, otro de los sectores más desfavorecidos por la pandemia.