EMPRESAS sonrionansa

Sonrionansa vuelve a sonreír tras alcanza un acuerdo con los acreedores

El Juzgado de Santander acepta el convenio por el que se da cinco años para pagar la deuda con los acreedores

sonrionansa-entrada-criadero

Santander 15/02/2021 – Los acreedores de Sonrionansa dan una nueva oportunidad a Sonrionansa, ell criadero cántabro de semilla de almeja y alevines de peces marinos para saldar su deuda y seguir operando en el sector de la acuicultura.

Tras alcanzar un acuerdo en forma de convenio, y ser aprobado por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Santander, la empresa tendrá un plazo de cinco años para saldar su deuda de 8 millones de euros.

El convenio ha sido respaldado por el 51,25% de los créditos reconocidos. Quienes no se han sumado a la propuesta, según información publicada por el Diario El Montañés, ha sido la Administración autonómica a través del Instituto de Finanzas de Cantabria (ICAF), que tiene reconocido un crédito de más de un millón en el concurso. El organismo, de hecho, tenía decidido personarse como parte perjudicada en el proceso penal que se había abierto en el Juzgado de Instrucción nº 1 de San Vicente de la Barquera, promovido por uno de los socios de la organización, Bufete Rosales. Esta causa aún no ha avanzado a la espera de la vía mercantil, que ahora se esclarece.

La sentencia del Juzgado también supone la retirada de los administradores concursales, la mercantil Forensic Solutions SLP, y la vuelta al mando de los empresarios Martín Alonso y Antonio Sainz Millán.

En declaraciones a el Diario el Montañés, Sainz Millán, ha explicado que el juzgado ha aprobado el convenio en el que se acuerda dar cinco años para pagar la deuda, teniendo que empezar a cumplir sus compromisos de abono al tercer ejercicio. Por su parte, los empresarios deberán rendir cuenta en sede judicial cada seis meses respecto al cumplimiento del convenio.

Según se explica en el Montañés, los dueños de Sonrionansa tienen previsto acometer ampliaciones de capital en 2021 por dos millones.

A pesar de las restricciones en el canal HORECA, la empresa quiere funcionar sin pérdidas con las ventas de 110 millones de semillas de almeja japónica, y entre 10 y 14 millones de alevines de dorada y lubina. Según indicó Sainz, “apenas un 30% de la capacidad de la instalación”.

Para 2022 las previsiones ya buscarán llegar a los 30 millones de alevines.

Pese al convenio, los empresarios también buscarán renegociar la deuda con la Seguridad Social que, en parte, y en principio, es inaplazable. En la actualidad hay unas 15 personas en plantilla y en los próximos días saldrán al mercado 350.000 lubinas.