ESTUDIO

Un macro estudio en 192.000 personas aporta evidencia científica de los beneficios de consumir dos raciones de pescado a la semana

Se trata de un estudio de cuatro estudios que ha analizado la condición de salud cardiovascular de personas de cinco continentes de países con distinto nivel de renta

Seguro que si le dijera que comer dos raciones de pescado a la semana, aproximádamente 175 gramos, ayuda a prevenir enfermedades coronarias me diría. Pero esta recomendación no es fruto del capricho. Detrás hay muchos análisis y estudios epidemiológicos. El último, ha sido realizado por investigadores de 60 países con datos de 191.558 personas organizados en cuatro estudios de caso en el que se ha buscado la asociación entre el consumo de pescado con el riesgo de enfermedad cardiovascular o de mortalidad entre diferentes individuos con y sin enfermedad vascular previa. En el estudio, destacan los autores, han participado 52.000 personas con enfermedad cardiovascular o cardiocerebral.

Se trata, además, del primer estudio en el que participan personas de los cinco continentes y todas las condiciones socio económicas. Otros estudios en la misma línea se habían centrado en habitantes de América del Norte, Europa, China y Japón.

¿Es entonces el pescado un superalimento? Depende de qué pescado, y aquí también habría que meter el marisco. Aquellos que contienen Omega-3 en cantidad suficiente si pueden ser considerados un superalimento. Los otros, los que no lo aportan son, simplemente, un buen alimento. Lo que no es poco.

Este nuevo estudio, de los muchos que se han publicado sobre los beneficios de consumir pescado y marisco, ha estado liderado por la Universidad canadiense de McMaster, que ocupa el puesto 133 del ranking de las Mejores Universidades del Mundo que elabora US News & World Report. En este ranking, por ejemplo, la Universidad Autónoma de Barcelona ocupa el puesto número 154.

Andrew Mente, coautor del estudio, profesor asociado de la Universidad e investigador principal del Population Health Research Institute, ha destacado que, el consumo de pescado en personas de riesgo, “existe un beneficio protector significativo”.

Este es, con mucho, según indicó Salim Yusuf, otro de los co-autores del trabajo y profesor universitario de medicina, “el estudio más diverso que relaciona la ingesta de pescado y de salud en el mundo y el único con un número suficiente con representación de países con ingresos altos, medios y bajos en todos los continentes habitados del mundo”.

El siguiente estudio propuesto, una vez encontradas estas evidencias, sería el que estudie aleatoriamente este efecto beneficioso del consumo de pescado en personas con enfermedad cardiovascular o cardiocerebral.

Referencia:
Mohan D, Mente A, Dehghan M, et al. Associations of Fish Consumption With Risk of Cardiovascular Disease and Mortality Among Individuals With or Without Vascular Disease From 58 Countries. JAMA Intern Med.Published online March 08, 2021. doi:10.1001/jamainternmed.2021.0036