SUCESOS

Un robo de berberechos echa por tierra años de lucha contra el parásito Marteilia cochillia

Los ejemplares forman parte de un proyecto de mejora genética para crear berberechos resistentes al parásito

Berberecho en plato

Vilanova de Arousa (Pontevedra) 10/11/2020 – El Centro de Investigaciones Marinas (CIMA) ha sufrido el robo de unos 5.200 individuos de berberecho que formaban parte de un estudio genético para crear estirpes resistentes al parásito Marteilia cochillia mediante engorde en batea de semilla producidas en criadero.

Entre el material extraído se encuentran berberechos mejorados de segunda generación que ya habían mostrado algún tipo de resistencia frente a M. cochillia. Estos ejemplares iban a ser empleados tanto para crear una tercera generación en el marco del programa de selección como para someterlos a ensayos de resistencia al parásito.

No es la primera vez que un robo de estas características se produce en el Centro. En diciembre de 2016 se produjo un hecho similar. El robo del material biológico pone en riesgo valiosa información y los resultados que se podrían obtener con este tipo de estudios.

Otros lotes de ejemplares robados formaban parte de híbridos del berberecho común (Cerastoderma edule) y el berberecho birollo (Cerastoderma glaucum) que también iban a ser expuestos al parásito para comprobar su resistencia. Se trata de la única experiencia a nivel mundial para la producción de híbridos de berberechos con capacidad para resistir la parasitosis de M. cochillia.

Este contratiempo, según la Conselleira del Mar, Rosa Quintana, supone perder mas de dos años de trabajos empleados en la cría de estos ejemplares y pone fin a esta línea de investigación que iba encaminada a producir estirpes resistentes al parásito marteilia.

El proyecto Engorde en batea de semilla de berberecho producido en criadero. Mejora de la metodología de cultivo (Croquedous) comenzó en enero de 2019 y tiene prevista su finalización en diciembre de este año.