ESTUDIO

Un total de 29 especies dominan la producción mundial de la acuicultura

Un estudio analiza la evolución de la diversificación en acuicultura y cómo esta ha tocado techo

Conforme la acuicultura va evolucionando como actividad para producir alimentos, y particularmente proteína, se va observando que el número de especies domesticadas se va definiendo con mayor precisión. Esta diversificación ha llevado su tiempo. Si tomamos como referencia los años cincuenta, el número de especies producidas era de 73, mientras que en 2017 estas ya alcanzan las 415, un incremento de 568 por ciento.

Aunque los avances científicos y tecnológicos han sido los motores que han permitido la diversificación, las preferencias de los consumidores y la dinámica de los mercados han sido las líneas que han marcado la predominancia de unas especies sobre otras. Un hecho que explica esta afirmación lo encontramos en el fletan o el bacalao, en Noruega; o como caso más cercano en el Mediterráneo, el verrugato o la acedía que, a pesar de que han sido domesticados con relativo éxito, no se han seguido desarrollando al mismo ritmo que otras especies por la falta de un mercado que lo haya querido absorber.

Dicho esto, no cabe duda que la tecnología es pieza fundamental en la difusión de especies cultivadas. El salmón Atlántico es el caso más significativo del importante papel de la tecnología para su expansión por el mundo. Gracias a ella, es posible hacer la producción de salmón en el desierto, en China o en Chile, entre otros países. Otro ejemplo de cómo la tecnología está detrás de la diversificación de las especies lo encontramos en las granjas hiperintensivas de langostinos tropicales en Europa, que han permitido producciones en Bélgica, Alemania, o en la meseta castellana.

Un reciente trabajo de Benedetto Sicuro, investigador de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Turín, ha analizado la evolución temporal y geográfica de la diversificación en acuicultura con interesantes conclusiones. Los resultados, que han sido publicados en Reviews in Aquaculture, ponen de manifiesto que, posiblemente, se haya alcanzado el cénit de la diversificación en acuicultura con un total de 428 especies domesticadas o en fase a alcanzar un alto grado de control ganadero.

Dentro de este total, el estudio identifica como “especies relevantes” 116 que representan el 99 por ciento de la producción mundial, y otras 29 “especies dominantes” que acumulan el 80 por ciento de los productos acuáticos consumidos. El resto, es decir, unas 301 especies engrosan lo que se ha denominado “especies menores” y que representan el 1 por ciento de la producción mundial.

Estudiando con mas detalle los grupos de especies, los peces habrían alcanzando su máximo de diversificación destacando en mayor número las especies carnívoras, 172, que las herbívoras, 64, a pesar de que estas últimas las triplican en producción.

Los moluscos están menos diversificados que los peces y ya han alcanzado su máximo. La mayoría de los moluscos cultivados son bivalvos filtradores.

Las algas, por el contrario, no han alcanzado todavía su máximo de diversificación y todavía son pocas especies las domesticadas y estas se encuentran principalmente en Asia.

En el ámbito de los crustáceos se observa una tendencia hacia la estabilidad, con una tasa de crecimiento causada por el bajo número de especies y producción limitada.

A nivel geográfico, la acuicultura ha ido extendiéndose como actividad a escala global. En 1950 la difusión de la práctica acuícola estaba limitada a 41 países mientras que ahora se realiza en 190 países.

A veces, países con grandes volúmenes de acuicultura, como Chile o Noruega, están poco diversificados, y otros como China, lo tienen todo, grandes volúmenes de producción, unidos a una gran diversidad de especies. Entre ambos, una gran cantidad de países donde su acuicultura está relativamente diversificada, así como los volúmenes de producción. La mayor parte de estos países se encuentran en Asia, pero también podemos encontrar ejemplos significativos en

Uno de los países que más ha diversificado su acuicultura ha sido China, y es el que produce más de 80 especies distintas. En este ranking le siguen otro importante número de países asiáticos.