INVESTIGACIÓN

Una investigación analiza, por primera vez, las tasas metabólicas de las larvas de atún rojo del Atlántico

Estos estudios permiten seguir avanzando en cómo las larvas equilibran sus altas necesidades de crecimiento y actividad y otras funciones fisiológicas, con aplicación en la domesticación de la especie

larva-atun-rojo-ieo

El atún rojo (Thunnus thynnus) es una especie icónica de la gastronomía Mediterránea y un reto para la acuicultura industrial cuya domesticación se ha llegado a tocar con los dedos. Sin embargo, son muchos los aspectos fisiológicos que aún se desconocen de la especie, especialmente en la etapa larvaria.

Una de las muchas incógnitas aún por descifrar se encuentra en las tasas metabólicas, probablemente como señalan los investigadores, asociadas al manejo de las larvas antes y durante los ensayos de respirometría.

Obtener estimaciones confiables de las tasas metabólicas es esencial para comprender cómo las larvas equilibran sus altas necesidades de crecimiento y actividad y otras funciones fisiológicas, que pueden ser muy útiles para la ecología pesquera y la acuicultura.

Investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO); de la Universidad de Bergen y la Universidad de Agder, en Noruega, y del Instituto de Hidrobiología y Ciencias Pesqueras de la Universidad de Hamburgo, en Alemania han estudiado, por primera vez las tasas metabólicas de las larvas de atún rojo del Atlántico y analiza los desafíos de realizar estudios bioenergéticos con etapas tempranas de la vida de los estos escómbridos de tan alto interés comercial.

Las pruebas se llevaron a cabo en la planta experimental de Cultivos Marinos del Centro de Oceanográfico de Murcia, en Mazarrón, y contaron con la colaboración de Caladeros del Mediterráneo que aportó los huevos de atún rojo necesarios para los experimentos.

Cuando se trabaja con escómbridos, y especialmente con larvas de atún rojo, el manejo es uno de los factores condicionantes más importantes, ya que se produce una alta tasa de mortalidad de los peces a pesar de que estos estén en manos expertas. Las larvas de atún son muy sensibles a cualquier contacto con las paredes de los vasos de precipitado, dispositivos de transferencia como pipetas, o la mera exposición al aire.

En los ensayos se estudiaron la relación entre la tasa metabólica de rutina (RMR, por sus siglas en inglés) y el peso seco de las larvas a temperatura constante de 26 grados centígrados; medidas del ratio metabólico rutinario bajo la luz y la oscuridad; y pruebas del estatus nutricional larvario.

La tasa metabólica de rutina se utiliza para calcular el metabolismo de los peces cuando su comportamiento es normal o en algún tipo específico de actividad. En el caso de las larvas de atún rojo, durante el estudio se comprobó una RMR casi isométrica con el tamaño corporal, en contraste con la relación alométrica observada en la mayoría tasa de peces.

Por el contrario, en las pruebas no se observaron diferencias significativas en la tasa metabólica bajo luz y oscuridad, lo que sugiere niveles similares de actividad en ambas condiciones.

Según señalan los autores, el tamaño explicaba la mayor parte de la variabilidad en la tasa metabólica de rutina (97 por ciento), y la condición nutricional no estaba relacionada con las diferencias interindividuales en el metabolismo de rutina.

Referencia:
Blanco E., Reglero P., Ortega A., Folkvord A., de la Gándara F., Hernández de Rojas A., Moyano M. First estimates of metabolic rate in Atlantic Bluefin Tuna Larvae. Journal of Fish Biology. doi: 10.1111/jfb.14473