CURIOSIDADES

Upward Farms construirá la granja vertical de acuaponía de interior más grande del mundo

Nueva York 21/01/2022 | Los vegetales de Upward Farms se distribuyen en Whole Foods Market

La empresa neoyorquina con sede en Brooklyn, Upward Farms, especialista en cultivo acuapónico de verduras de hoja verde y peces pondrá en marcha en Pensilvania la mayor granja del mundo.

La nueva planta contará con unos 23 225 metros cuadrados, y estará ubicada en el condado de Luzerne, Pensilvania. Esperan que a principios de 2023 esté completa y en funcionamiento para proveer lubina rayada híbrida criada en forma sostenible y microplantas y germinados frescos producidos en forma local a la zona del noreste y otras regiones.

La plataforma de producción con el sistema acuapónico de Upward Farms combina la precisión, la capacidad de ampliación y la producción fresca durante todo el año.

Upward Farms, como señalan desde la empresa, cultiva todos sus productos “con los más altos estándares de calidad y sosteniblidad”. Los vegetales de hoja verde cuentan con la certificación de producto orgánico del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, sin organismos genéticamente modificados y sin contenido de químicos sintéticos, como pesticidas y fertilizantes.

Por otra parte, la producción de lubina rayada cuenta con la certificación de las Mejores Prácticas de Acuicultura, sin mercurio, antibióticos ni hormonas agregadas. En la actualidad, las ensaladas de microplantas y germinados lavadas y listas para el consumo pueden encontrarse en las tiendas de Whole Foods Market en toda la ciudad de Nueva York. Recientemente, la lubina rayada de la empresa hizo su debut en Greenpoint Fish and Lobster, disponible para los consumidores en su tienda de venta minorista en Brooklyn, así como para chefs y comensales de diversos restaurantes de Nueva York con suministros de Greenpoint.

Upward farms trabaja en la producción en forma local de los alimentos perecederos que, hoy día, se consideran entre los grupos de alimentos que más se producen fuera del lugar, de hecho, el 90 % de las hojas verdes se producen en la Costa Oeste y el 90 % de los alimentos marinos o mariscos son importados. Gracias a ello, brinda un mayor acceso a alimentos frescos, saludables y deliciosos criados y cultivados en forma responsable.

La nueva planta de Upward Farms en Pensilvania tendrá un tamaño entre 2 y 4 veces mayor que las granjas verticales más grandes que operan colegas en el sector. Las plantas de Upward Farms, además de ser resilientes climáticamente, reducen el uso de agua y tierra en un 95 %. La planta de 23 225 metros cuadrados (alrededor de 2,3 hectáreas) conservará más de 100 millones de galones de agua y más de 48,5 hectáreas de tierra al año, y eliminará el transporte de 1,7 millones de millas de al año.

Upward Farms está invirtiendo en la comunidad y fuerza de trabajo local, con capacitación vocacional y especializaciones, además de más de 100 puestos trabajo de alta calidad y bien remunerados en el desempeño de funciones en manufactura, tecnología y el área comercial, a los que se suman 400 empleos en el transcurso de la construcción de la planta.

“Es un placer para mí que Upward Farms haya elegido al condado de Luzerne como la sede de su granja vertical”, comentó Dennis Davin, secretario del Departamento de Desarrollo Económico y de la Comunidad. “La mancomunidad tiene raíces profundas en el sector de los agronegocios y es reconocida por su espíritu de innovación. Esto, junto a nuestra ubicación principal en el noreste, hace que Pensilvania sea una elección excelente para la granja vertical más grande del mundo”.

Con la construcción de la granja vertical más grande del mundo, señaló Jason Green, director ejecutivo y cofundador de Upward Farms, nuestra tercera granja vertical acuapónica en general, estamos demostrando el poder de la naturaleza y la crianza, agregando nuestra inteligencia ecológica patentada a la tendencia acelerada de la agricultura vertical y de interior.

Con esta nueva instalación, podremos llegar a algunas de las áreas más pobladas de los EE. UU., y a casi 100 millones de estadounidenses, en un solo día de distribución en comparación con la semana que puede llevar recibir productos de la costa oeste. Esta es una historia de éxito local con implicaciones globales masivas sobre cómo y dónde se cultivan los alimentos y la próxima generación de tecnología de fabricación.

Te puede interesar