REPORTAJE

Apostar por la acuicultura europea es contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU

El Puerto de Santa María 24/03/2024 | La dependencia de la producción de pescado y marisco de terceros países retrasa el cumplimiento de Europa de los ODS de la ONU

Jaulas de acuicultura ODS ONU

La dependencia de Europa de las importaciones de pescado y marisco de otras regiones del mundo, como Asia y Sudamérica, tiene impactos significativos en el ámbito ambiental, en la seguridad y soberanía alimentaria y en los estándares laborales y de producción.

Por ello, al reducir las importaciones y promover la producción local de pescado y marisco mediante la acuicultura, Europa podría avanzar significativamente hacia el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por las Naciones Unidas, en su propia región y en los países que actualmente abastecen a este continente de productos acuáticos.

Estos ODS, como establece la ONU, constituyen un llamamiento universal a la acción para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y mejorar las vidas y las perspectivas de las personas de todo el mundo.

La acuicultura, cuando se practica de manera sostenible, puede contribuir al cumplimiento de 11 de estos ODS. En este artículo, nos centraremos en los que se pueden cumplir impulsando la acuicultura en Europa, no solo para el autoabastecimiento de los europeos, también para el de la población mundial.

El desarrollo de la acuicultura local europea asegura el suministro de pescado y marisco fresco y nutritivo, alineándose con el 'ODS 3 – Salud y bienestar', promoviendo dietas saludables y combatiendo la malnutrición en Europa.

Con una producción acuícola autosuficiente, los países de origen de nuestras importaciones, al no necesitar producir para satisfacer nuestra demanda, pueden enfocar sus recursos a satisfacer las necesidades alimentarias locales, contribuyendo al 'ODS 2 – Hambre cero'.

El incremento de la producción acuícola en Europa también responde al 'ODS 8 – Trabajo decente y crecimiento económico'. La acuicultura genera empleo y estimula la economía en las comunidades costeras y rurales. Invertir en tecnologías sostenibles de acuicultura fomenta la innovación y el desarrollo de infraestructuras necesarias, cumpliendo así con el 'ODS 9 – Industria, innovación e infraestructura'.

En el caso del 'ODS 12 – Producción y consumo responsables', incrementar la producción local de pescado y marisco, siguiendo los estrictos estándares de la Comisión Europea, garantiza prácticas sostenibles y responsables.

Además, disminuir las importaciones reduce la huella de carbono y las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas al transporte de larga distancia de productos del mar, contribuyendo así al 'ODS 13 – Acción por el Clima'.

La producción local también es clave para mitigar la sobrepesca y la degradación de los hábitats marinos a nivel global, apoyando el 'ODS 14 – Vida submarina' a través de la conservación y el uso sostenible de los océanos, mares y recursos marinos.

Europa tiene la oportunidad de liderar un desarrollo económico mundial más equitativo, donde los países se enfoquen en la alimentación de su población local. Estas prácticas están en línea con el 'ODS 17 – Alianzas para lograr los objetivos'.

Es de vital importancia considerar que el desarrollo de la acuicultura puede producir tanto desequilibrios como equilibrios, dependiendo de cómo y dónde se implemente. Por lo tanto, al planificar las políticas de desarrollo de la acuicultura, se debe adoptar un enfoque equitativo que no sólo considere la rentabilidad y las demandas del mercado, sino también la sostenibilidad, la equidad y la inclusión social.