ENTREVISTA

Carlos Díaz, BioMar Group: La compañía avanza en su objetivo de liderar la acción climática en 2050

Dinamarca 12/05/2022 | Buenos resultados para BioMar en el 1T2022 a pesar de la coyuntura global de las materias primas y la energía

BioMar Group cerró el primer trimestre de este año (1T2022) con un aumento del volumen ventas de 288 000 toneladas de piensos, 8% más que el mismo periodo de 2021, e ingresos de 3 035 millones de coronas danesas, 408 millones de euros, el 34% más.

Para lo que queda de año la compañía reduce sus expectativas debido al entorno desafiante global, por el precio de las materias primas, el coste de la energía y la decisión adoptada en marzo de suspender el comercio con Rusia debido a la invasión de Ucrania.

Al respecto de este tema, en entrevista a misPeces, el Consejero Delegado de BioMar Group, Carlos Días indicó que la decisión de cesar todas las actividades comerciales en Rusia ha sido “difícil” ya que ha afectado tanto las ventas como la provisión de materias primas importantes. Aún así, basamos la decisión en nuestros “altos estándares éticos” por los que nos regimos. En este sentido, añadió, nos ha sorprendido que no haya sido secundado por algunos de nuestros competidores internacionales que, más bien, han aprovechado la decisión.

Aun así, hemos sido capaces de conseguir materias primas sustitutivas y reformular las dietas sin tener que parar fábricas, a pesar de que han supuesto sobrecostes importantes en las fórmulas, especialmente, en los mercados mediterráneos.

Además de los desafíos que ya se han señalado, las ganancias en el primer trimestre se vieron lastradas por una disputa legal en Noruega y por un cambio en las políticas contables para las inversiones en Tecnologías de la Información, por lo que el EBITDA llegó a 54 millones de coronas danesas (7,26 millones de euros), frente a los 133 millones (17,88 millones de euros) del mismo periodo en 2021.

Liderando la acción climática para 2050

Como productores de alimentos para acuicultura, señaló Carlos Díaz, somos conscientes de que con nuestro esfuerzo podemos reducir el impacto que genera la industria. Por eso estamos trabajando en alternativas que reduzcan la huella ambiental, de manera que nuestros clientes puedan responder a la llamada para duplicar la producción acuícola en 2050.

Todo esto se conseguirá con colaboración entre todas las partes interesadas, proveedores y clientes, un mayor control de los datos y la trazabilidad desde las materias primas hasta el consumidor.

Además, añadió, todo lo que se está haciendo en el mundo del salmón puede servir de ejemplo para otras especies, como los peces marinos, los langostinos y la trucha arcoíris, entre otras.

En BioMar trabajamos cada día para mejorar la huella de carbono, la circularidad y el uso de materias primas restaurativas y el bienestar de las personas.

El objetivo de alcanzar una producción de piensos donde el 50% de las materias primas sean entre restaurativas o circulares sigue estando intacto para 2030. En 2050 debemos alcanzar la neutralidad climática.

Nosotros, señaló Díaz, entendemos como materias restaurativas aquellas que tienen un impacto positivo en el medio ambiente respecto de otras equivalentes. Por ejemplo, la soja europea frente a la soja brasileña, o un aceite procedente de fuentes noveles como las microalgas. También estamos aumentando el empleo de materias primas que no compiten con el consumo humano directo.

La acuicultura es la forma de ganadería para la producción de proteina animal más sostenible

La acuicultura respecto a otras industrias productoras de proteína animal está muy bien posicionada y avanzada respecto a otras ganaderías; así como el nivel de conocimiento para el uso de nuevas mterias primas en las dietas acuícolas.

Si bien hemos adoptado herramientas de otras ganaderías, como el análisis de ciclo de vida o de análisis de flujo de materiales, hemos avanzado mucho en el conocimiento de nuestro sector. La acuicultura es la ganadería más sostenible de todas en consumo de agua y uso de los recursos. Tiene la huella de carbono más baja gracias a que los peces son animales muy eficientes como convertidores de proteína, con factores de conversión del alimento mucho mejores.

La sostenibilidad y los requerimientos ambientales también son cada vez más exigentes. El consumidor está cada vez más preocupado y eso se transmite a las cadenas minoristas quienes, a su vez, lo transmiten a las granjas de acuicultura. Por eso tenemos equipos destinados a calcular, junto con nuestros clientes, la huella de carbono de sus operaciones; hacemos con ellos análisis de ciclo de vida y otras cuestiones mucho mas sofisticadas como el análisis de flujo de materiales.

La actual coyuntura global está provocando una aceleración en la incorporación en las dietas de materias primas noveles como las proteínas de microbios, o biomasa de microalgas, entre otras. Todas tienen como ventaja la oportunidad de producirlas a demanda y específicamente para la acuicultura, sin que entren a competir con las de consumo humano directo. Una vez que se comprueba que son buenos ingredientes, solo queda esperar a que llegue la inversión y se alcance la economía de escala para que el producto se haga a precios razonables y se pueda incluir en la dieta con un buen ratio coste-eficiencia.

El Omega-3 de las microalgas forma parte de nuestro catálogo de ingredientes desde 2016. Hace unos meses conseguimos el hito de producir más de un millón de toneladas de pienso para salmón con estos aceites que vienen a reemplazar, de manera directa, el aceite de pescado.

Los insectos, por otra parte, todavía necesitan un desarrollo. Algunas empresas deben cambiar su estrategia y buscar producir los insectos con sustratos que reduzcan la huella de carbono. Otras que están enfocadas en la sustitución de la harina de pescado deben dirigir sus esfuerzos a reemplazar proteínas vegetales. En cualquier caso, algunos proyectos lo han entendido y van en la buena dirección.

En BioMar, señaló, “estamos dispuestos y queremos hacer nuestra parte para un futuro sostenible para todos. No será fácil, pero estamos decididos a continuar impulsando un cambio sostenible en acuicultura”.