DIVULGACIÓN

Luchar contra los prejuicios: la importancia de informar y educar al consumidor sobre la acuicultura

26/02/2024 | Los comunicadores tenemos un papel relevante en la difusión de información sobre la acuicultura y una responsabilidad importante en la formación de la percepción del sector acuícola

Hombre y mujer sostienen peces

A pesar de su relevancia para la seguridad alimentaria global y la conservación de la biodiversidad marina, la acuicultura sigue siendo en gran medida desconocida para los ciudadanos europeos. La mayoría de las personas en países del Mediterráneo con una larga tradición en el consumo de productos del mar como España, Portugal e Italia, no saben que gran parte del pescado que consumen es importado de terceros países; tampoco son conscientes de la amplia gama de especies cultivadas en España, o que el país es líder en la producción de peces planos, mejillones, trucha arcoíris, esturión, dorada o lubina.

Esta falta de comprensión sobre el papel que juega la acuicultura y el reconocimiento que debe tener el sector como productor de pescado y marisco de alta calidad nutricional, tiene repercusiones negativas significativas en la percepción de su importancia y del sector en su conjunto.

Una falta de conocimiento que puede llevar a malentendidos y prejuicios injustificados. Lo estamos viendo estos días en las reacciones de algunas comunidades costeras donde se manifiesta públicamente el rechazo a nuevos imprendimentos. Ejemplos de esto último lo vemos en el Levante español y en las Islas Canarias. 

Por eso, en la agenda sectorial debe estar como prioridad no solo comunicar los valores de los productos acuáticos; también la importancia de la acuicultura como actividad.

Sin una comprensión adecuada de los métodos de producción, los estándares de calidad y los beneficios ambientales de la acuicultura producida localmente en España, es fácil que se formen percepciones negativas y desconfianza por parte del público. Esto termina socavando la confianza en los productos acuícolas y obstaculiza su aceptación en el mercado.

Fake News

Por otra parte, esta falta de reconocimiento de la importancia de la acuicultura se traduce en una gran burocracia y dificultades para obtener licencias y permisos para operar. Las autoridades regulatorias y los responsables de formular políticas no están asignando los recursos o la atención suficiente a atender este problema. Si no consideramos la acuicultura una prioridad para la soberanía y la seguridad alimentaria, estamos abocados a retrasos en la obtención de licencias, regulaciones restrictivas y obstáculos al crecimiento y expansión de las empresas acuícolas.

En consecuencia, continuará la alta dependencia de importaciones de pescado y mariscos de países extranjeros para cubrir la demanda de productos acuáticos de la población. Además, persistirá la oportunidad perdida de desarrollar un sector que puede brindar empleo no sólo a jóvenes acuicultores, sino también a biólogos, veterinarios, ingenieros y otros profesionales involucrados en la cadena de producción acuícola.

Por lo tanto, es importante crear una narrativa que inspire a las personas a querer saber más sobre la acuicultura a través de historias de éxito y progreso, aportando un contenido accesible y realmente inspirador.

 

Granja cultivo corvina | foto: Acuicultura de España

Todos los involucrados en el desarrollo de este maravilloso sector debemos convertirnos en narradores de todo lo que implica de esta actividad. Tenemos la responsabilidad de compartir historias auténticas y significativas que inspiren un cambio y fomenten el interés de los consumidores.

Además, los comunicadores tenemos un papel relevante en la difusión de información sobre la acuicultura y una responsabilidad importante en la formación de la percepción del sector acuícola.

Debemos ser activos para mejorar el conocimiento sobre la acuicultura y su importancia social, económica y ambiental. También debemos asumir una posición protagonista en la educación del público y generar nuevos contenidos sobre la importancia, sus beneficios y los desafíos que enfrenta, a través de mensajes claros y transparentes, destacando las prácticas sostenibles y éticas.

La comunidad académica también tiene la responsabilidad de rendir cuentas sobre los avances en el desarrollo de nuevas especies y la mejora de las ya cultivadas. Tienen la capacidad de construir la confianza de los ciudadanos en este sector.

Es importante que concentremos gran parte de nuestros esfuerzos en llevar a cabo estudios que resalten los beneficios de tener un sector capaz de abastecer los mercados con pescado producido localmente.

Con una comprensión más amplia de los beneficios de la acuicultura, el público y las autoridades regulatorias pueden tomar decisiones más informadas y basadas en evidencia. Esto puede llevar a una mayor confianza en el sector y una percepción más positiva de su importancia, lo que puede traducir en políticas y regulaciones más favorables para las empresas acuícolas.

Además, una mayor conciencia pública puede generar un mayor apoyo para simplificar los procesos burocráticos y acelerar la obtención de licencias y permisos, facilitando el crecimiento y la expansión del sector acuícola.

Puede parecer una tarea titánica, pero no por eso nos debemos rendir. Sigamos trabajando.