ENTREVISTA

Nuno Medina, director comercial de AQUASOJA: Flexibilización y adaptación a las necesidades de cada mercado como claves de nuestra internacionalización

Nuno Medina, director comercial de AQUASOJA, marca comercial de SORGAL del GRUPO SOJA DE PORTUGAL, intervino recientemente en la II Jornada de Acuicultura de la Asociación Portuguesa de Ingenieros Zootécnicos (APEZ) para exponer y explicar cuáles son las claves del éxito de la compañía de alimentos para acuicultura en su expansión internacional, las opciones nutricionales y la apuesta decidida por la economía circular y la sostenibilidad.

Según destacó Medina a lo largo de su intervención, cada mercado tiene sus necesidades, reglamentaciones y políticas de compra que, además, varían de cliente a cliente. AQUASOJA en su proceso de internacionalización. Aquasoja señaló, “ha sabido adaptarse a los diversos mercados presentando soluciones que permiten crear valor a nuestros socios”.

En nuestros procesos de producción del pienso, indicó, “tenemos en cuenta que hay mercados que no permiten la utilización de proteína animal transformada de origen avícola. Otros mercados, por cuestiones religiosas, no permiten la proteína transformadas de porcino, y otros, “demandan determinadas certificaciones y necesidades específicas” por lo que la atención a estas demandas debe adaptarse de “cliente a cliente”.

Fabricamos alimentos convencionales para atender las necesidades nutricionales a lo largo de todo el ciclo de vida, tanto de especies de agua dulce como marina, y están disponibles según el tipo de materia prima que se desea en diferentes tipos de gamas: la naranja contiene ingredientes de origen terrestres y solo utilizamos proteína avicola para ello; mientras que la azul, solo contiene ingredientes marinos.

Por otra parte, en nuestra clara apuesta en piensos funcionales, contra la resistencia a los antimicrobianos, uno de los mayores desafíos de salud pública y sostenibilidad del siglo XXI, hemos dedicado gran parte de sus actividades de I + D al estudio de nuevos ingredientes y aditivos en acuicultura. De hecho, la prevención y el control de las principales patologías que afectan a la producción intensiva de peces marinos cobran cada vez más importancia en el ámbito de la acuicultura.

Reducir el uso de productos químicos a lo largo del ciclo productivo es el principal objetivo, buscando obtener un producto final con características saludables y seguro para el consumo humano. Prueba de ello son los productos funcionales que ha lanzado AQUASOJA, con recursos de macro y microingredientes de origen natural, relacionados con la prevención de determinadas enfermedades, la promoción de la inmunocompetencia de los peces y el buen funcionamiento del tracto gastrointestinal.

En 2020, el 78% de los ingredientes utilizados en Aquasoja para los piensos fueron co-productos de alguna industria.

Economía circular y sostenibilidad

Además, indicó Medina, en AQUASOJA somos conscientes de la importancia del uso sostenible de los recursos naturales para “suplir las necesidades de las generaciones presentes sin afectar las posibilidades de las generaciones futuras”.

Por eso, en 2012 se creó en SOJA DE PORTUGAL una Comisión de Sostenibilidad con carácter multidisciplinar, que se reúne trimestralmente para acompañar el estado de implementación de las acciones previstas y discutir acciones y proyectos a desarrollar; y cuyos objetivos son “innovar y alcanzar más con menos, sin sacrificar la calidad de vida, llave para el desarrollo sostenible y crear más valor con menos impacto ambiental”.

Teniendo en cuenta la sostenibilidad social y económica en AQUASOJA, señala Medina, hemos privilegiado el uso de materias primas circulares y en 2020, el 78% de los ingredientes utilizados en los piensos fueron co-productos de alguna industria.

También hemos aumentado nuestra eficacia y la eficiencia capitalizando las sinergias entre áreas de negocio de SOJA DE PORTUGAL como: la circularidad de materias primas; utilización adecuada de los recursos marinos; el reaprovechamiento energético; la reducción de emisiones de carbono; creación de nuevas fuentes de ingresos; y reducción del desperdicio material, entre otros.

Apostamos por políticas de suministro local que reduzca la huella de carbono. Por eso en 2020, el 56% de los materiales utilizados provino de mercados locales. El suministro local es uno de los factores clave de sostenibilidad que contribuye a una reducción directa de la huella de carbono. En definitiva, “la protección del medio ambiente mediante la creación de valor añadido e innovación está en el ADN del Grupo”.

Las actividades económicas conducirán a la transición a una economía circular, y este es uno de los objetivos estratégicos del grupo Soja de Portugal.

La Economía Circular de la que tanto se habla ahora y que se está impulsando desde altas instancias como el reciente Acuerdo de París o la propia Comisión Europea, es otro de los fuertes de AQUASOJA desde hace tiempo. Las distintas áreas de negocio de SOJA DE PORTUGAL operan en “perfecta sinergia”. La producción de carne de ave se realiza de forma integrada, con producción propia y de productores asociados. Los animales son sacrificados en nuestros propios mataderos y los co-productos generados en el proceso de sacrificio y despiece son procesados inmediatamente en SAVINOR UTS para convertirlos en ingredientes de alto valor para la alimentación animal de mascotas y acuicultura. Este proceso lo hacemos también con la producción de harinas e aceites de pescado de alta calidad que nos garantiza trazabilidad y disponibilidad constante.

Finalmente, hemos invertido en la mejora de la eficiencia energética con la construcción de centrales de producción térmica, sustituyendo los tradicionales de fueloil. Se han instalado paneles fotovoltaicos que nos han permitido dejar de consumir 15.000 toneladas de combustibles fósiles y se han puesto en funcionamiento sistemas de control y monitorización del consumo de agua potable en todos los sectores de actividad, que han permitido una gestión eficaz de lucha por el desperdicio. En este sentido, también se han construido dos nuevas estaciones de tratamiento de agua y se han adoptado sistemas de reutilización para actividades no operacionales como el regado de los jardines o la limpieza de las calles de la empresa.

Las actividades económicas conducirán a la transición a una economía circular, y este es uno de los objetivos estratégicos del grupo Soja de Portugal.